Saltar al contenido

El rey del mundo

CUENTOS VIEJOS, CUENTOS NUEVOS

[dt_quote type=”pullquote” background=”fancy”]Este cuento se escribió el 13.05.2013 en mi viejo blog, quería rescatarlo pues puede decirse que sigue vigente.[/dt_quote]

Hola, me llamo Marilin, soy un caracol, si, ya se que tengo nombre de mujer pero no lo soy, aunque no oculto mi lado femenino 😉

He nacido fruto de las ideas y acciones de mis creadores en noviembre más o menos del año pasado, pero no he visto la luz hasta enero de este año.

Poco a poco he ido comiendo, caminando, dejando mi baba por aquí y por allá, haciendome notar pero no demasiado, esperando el momento perfecto para salir a dar una vuelta con los colegas y demostrar que he nacido para ser EL REY DEL MUNDO.

Pero como soy un caracol y no puedo hacer otra cosa que arrastrarme en pos de mi destino voy muy despacito, intento cada día ser más fuerte, tener más amigos a mi lado, me alié con una pulga que me impulsó hasta una nueva cornisa donde la perspectiva era mejor, luego me hice amigo de unas hormigas que me subieron en sus espaldas y me llevaron camino del siguiente punto de luz pero a medio camino decidieron tomar algo y esperar a que yo despertase, me quedé dormido y las hormigas ahí siguen , espera que te espera.

Por desgracia no todo son amigos en este mundo, también tope con una roca, es grande y dura y tiene aliados, ellos se pusieron ante mí cuando estaba en la puerta, a punto de salir, a ser EL REY DEL MUNDO y no han querido quitarse de delante. Intenté pasar por encima de ellos pero fue imposible, sus imperfecciones eran tan grandes que desconcharon un poco mi cáscara/casa y ahora tengo que hacer reformas.

La verdad es que estoy pensando seriamente que lo unico que puedo hacer para que me dejen pasar a ser EL REY DEL MUNDO es cambiar toda la concha.

Pero, eh! no desesperemos! después de un bache siempre viene una cuesta hacia abajo! así que seguro que si cambio mi casa consigo gratis unas rueditas que me hagan más sencillo llegar a ser EL REY DEL MUNDO.

Con todo mi potencial y los amigos del camino seguro que lo consigo y cuando llegue a la luz, cuando consiga ser EL REY DEL MUNDO ya nada me parará en mi ascenso hacia un gran futuro, lleno de dicha, de dinero, de felicidad y de COMIDA. 😉

Moraleja: lo que no te hunde te hace más fuerte y de un bache siempre se saca una nueva oportunidad de mejorar.

Con cariño para Miguel, nosotros podemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *