Un baño blanco y negro con detalles que te enamorarán

Los baños, junto con las cocinas son mi pasión ¿sabéis porqué? porque en el fondo es todo un reto, es «sencillo» cambiar un sofá y la pintura o papel de una pared pero no lo es tanto cambiar un baño o una cocina, requiere una obra de más envergadura y su coste es superior, en la mayoría de los casos, a otros puntos de la vivienda.

Por eso los baños me encantan, porque tienes que tener clara la idea y tiene que ser tan buena y la vez tan neutra como para que no la lies y te horrorice dentro de 10 años.

Hoy os traigo el primero de los baños que encuentras al entrar en EL ASTEIRO, mi vivienda en Gijón, Asturias, el baño blanco y negro más bonito de Gijón, ¡o al menos de Cabueñes! ¡o al menos de mi calle!.

Conocido en mi casa como el «baño piscina» es una de las primeras cosas que ves al entrar en la vivienda, situado a la derecha de la puerta principal pero enfrente de ella lo primero que te llama la atención es toda una declaración de intenciones, pues su puerta es una gran puerta de granero en tono castaño oscuro.

Mi baño piscina

Peculiaridades de este baño:

  1. Tiene una puerta francesa, al principio a todo el mundo le sorprendió que no quisiera una ventana sino una puerta francesa y no entendían bien, algunos porque quería una puerta y otros porque iba con un cristal biselado, pero pararos a pensarlo porque es sencillo: es una puerta al exterior, a la zona de hall que da a la piscina, de ahí que lo llamemos «baño piscina», es el baño al que entra la gente desde la calle y desde la piscina, para no tener que pasar mojados por toda la vivienda, tienes acceso directo desde el exterior, lo cual es también genial cuando llegas con los pies sucios del huerto o del jardín embarrado. El cristal es biselado para que no te vean desde fuera cuando te cambias o te duchas y si, por supuesto tiene pestillo.
  2. Su puerta a la vivienda es una gran puerta de granero del mismo color que las puertas exteriores y que el mueble del hall, unificando colores y dando lugar a un ambiente campestre típico, en contraposición con el blanco inmaculado de los marcos y zócalos y los suelos gris claro.
  3. No tiene mampara, solo un murete de obra con un fijo encima con serigrafía para «disimular» un poco a quien está detrás.
  4. Su suelo es hidráulico real realizado de forma tradicional.

Luego hay alguna más pero cómo son peculiaridades de toda la vivienda irán en un post aparte!!.

LA PUERTA DE GRANERO

Me basé en dos cosas para hacer este baño, en que quería ese suelo en concreto y una puerta de granero. Marido y yo tenemos una finca de arándanos en Villaviciosa y en ella hay un granero, en él dos puertas gigantes y dijimos «cuando tengamos vivienda ponemos una de ellas», la idea era ponerla allí cerrando una gran cristalera pero visto que esa idea no iba a realizarse pues decidimos cortar la puerta y ponerla en casa.

Tuvimos muy mala suerte, la puerta no era finalmente «aprovechable» o mejor dicho aprovecharla y arreglarla era tan caro y no iba a quedar justo como queríamos que al final lo que hicimos fue simularla, es idéntica a la que íbamos a poner pero nueva. Cualquiera lo diría ¿verdad? mi carpintero lo hizo muy bien la verdad.

No obstante, por si llegado el momento ya no nos gusta esta puerta, hemos dejado todo el tabique preparado para albergar una puerta corredera, solo habría que quitar esta, arreglar la pared por arriba (quitando los agujeros de la estructura de hierro) y quitar una tabla blanca que esta de embellecedor en la zona donde va la corredera tabiquera. Este es un pequeño detalle que si no te das cuenta tendrás que buscarle una solución rara a futuro, así no se nota pero está todo pensado.

EL SUELO

El suelo es un modelo de Yanyare, un hidráulico real, es precioso y difícil de cortar porque los hidráulicos son delicados al estar estampados por el método tradicional, por eso es imprescindible cortarlos con sierra al agua y con cuidado para que no escache el dibujo. Además no se utiliza para zócalos, no por nada pero son anchos de grosor y un poco más burdos de la cuenta así que no quedan divinos en ese aspecto (o al menos a mí no me entusiasman). Este suelo fue una de las primeras muestras que Yanyare me envió cuando comencé a trabajar con ellos, me enamoré hasta las trancas y, aun sabiendo que iba a darme algún problemita en obra, tenía claro que quería tener hidráulico al menos en dos estancias de la casa.

No es que me diese problemas, voy a aclarar, es que el hidráulico tiene un espesor distinto a un porcelánico o a un suelo mas convencional por lo que los niveles a la hora de ponernos con la solera no son los mismos que en otros baños o en el resto de la vivienda. Son cositas que hay que controlar muy bien para no liarla parda.

El suelo es de colores blanco-beige, negro y gris, tres tonos fáciles de combinar que me dieron pie a usar la grifería negra de moda que tenía entre ceja y ceja.

Bien, tenemos la puerta «declaración de intenciones» que además compensa que la ventana francesa sea marrón embero, un detalle chorras a priori pero que me hizo estar encabronada toda una mañana cuando llegué y me encontré que no era blanca como el resto.

Y es que como peculiaridad mis ventanas de toda la vivienda son una mezcla entre lo que yo quería y lo que quería maridin, él, unas ventanas tradicionales de marrón oscuro (al final embero) y yo unas ventanas blancas inmaculadas, por dentro quedaron blancas y por fuera embero, pero… la puerta francesa con pestillo, llave y manilla (porque recordar que da a la calle y debía abrirse desde fuera para entrar al baño) no podíamos ponerla en dos tonos ooohhhhhh, pero como no hay mal que por bien no venga, ya tenía solucionado el compensar el color oscuro de la puerta!!

Y también tenemos el suelo que será el hilo conductor de todo el proyecto de baño. Ahora tenemos que ir hilando fino para dejar un baño de 10.

Siguientes pasos: iluminación, plato de ducha, alicatado de ducha y mueble, o sea, como nos veremos en el baño y como serán el resto de elementos voluminosos.

El plato de ducha fue sencillo: quería paredes blancas, tienen un leve matiz cálido, no son blancas neutro pero es un matiz muy fino, elegante pero discreto. Al querer paredes blancas ya estaba claro, el plato debía ser negro. Elegí un modelo de Noken rugoso que me recordaba (no se porque) a la playa y me encantaba.

Aquí me llevé mi primer gran susto y mi primer gran aprendizaje, en obra casi todo tiene solución y los platos de ducha se pueden cortar a medida ¡venga ya! Pues si. Si has realizado alguna obra alguna vez sabes que donde tu dices 160 por h o por b al final muchas veces hay 163 y otras muchas 158, ahí estaba yo, en los 158 pero no, fue aun peor porque después de llorar pensando en los 158 me acordé que tuvimos que poner un muro de termoarcilla que sujetase todo el tejado, muro que no estaba planteado en los planos y con el que no contamos para nada. ¿problema? mi plato de ducha media 158 y yo tenía 154 (mas o menos, eh? no recuerdo la medida exacta).

Cuál agradable sorpresa cuando yo, al borde del llanto se lo traslado al albañil y me suelta un «no, home no! tranquila que eso lo cortamos a medida!» dicho y hecho, al dia siguiente mi plato de ducha casaba a la perfección.

Alicatado de ducha: aquí también lo tuve claro, un modelo de Yanyare, pequeñito y muy coqueto en forma hexagonal. Decidí hacer algo especial para darle un poco más de negro al asunto y pusimos una esquina en negro, como si tirases un cubo con algo y quedase así marcado, toda una esquina en forma de triangulo y algún punto suelto como de salpicadura, quedó, para mi, divino. El albañil se acordó mucho de mí porque le dije lo que quería y le dejé libre albedrío, al ser de lo primero que hacía tras el suelo (con el suelo estuve encima de él todo el día porque temía que se estropease) eso de que le dejase tan libre le estresó un poquito.

Iluminación: otra cosa sencilla, óculos tipo vulcano en el techo y una lámpara colgante en tonos negros y con un cordón tipo cuerda que iba a ser otro hilo conductor. Mi querida Teté de Liderlamp que nunca me falla tenía el modelo que me iba a solucionar este punto, una lámpara en tonos negros preciosa, pesada a muerte y que da una luz puntual maravillosa. Los tonos del baño son neutros, unos 2.700/3.000k, personalmente me gusta más el tono neutro para cocinas, baños y despachos.

Y el niño bonito, el mueble: aquí conté con mi querido Joseba, de la firma CODIS para hacerme tanto el mueble del baño como los auxiliares. Realicé un modelo a suelo con perfilaría metálica negra (hilo conductor, el negro) y en un estratificado gris, este es otro hilo conductor pues es un gris muy similar al del suelo del resto de la vivienda y al de la barandilla de bajada a la planta 2. El lavamanos es cristalplant, está integrado y desplazado hacia la ventana y puerta, dejando una bonita zona de encimera sobre la que posar una caja para pañuelos y una buena bandeja negra para los accesorios, porque, recordemos, este baño es el que nos da acceso a la piscina.

Por ello elegí dos muebles auxiliares iguales que el principal, con la misma estructura metálica negra uno de ellos va colgado y es donde tenemos el botiquín y nos hace las veces de barra para toallas de mano, el otro es un banco para sentarse, dejar los zapatos debajo y la ropa sobre él cuando te vas a al agua.

Sobre el mueble coloqué un gran espejo redondo que realizamos expresamente para mi con una cuerda negra gruesa muy similar a la de la lámpara de Teté, ¿os dais cuenta que siempre, entre unas cosas y otras existen hilos conductores?.

El pomo que venía con el espejo era para mi un poquito pequeño así que busqué en mi amiga y aliada María de la tienda de baños gijonesa Aguamanil, otro que me cundiera más y encontré este que veis en la imagen, un pomo gigante negro, perfectamente redondo como el espejo y como la grifería y perfectamente negro como la misma grifería. He de comentar aquí que se busca unificar todo, por ello todos los negros, aunque sean en distintos materiales, son mate, no tendría sentido colocar algo negro brillo cuando no brilla ni el alicatado, ni el suelo, ni las estructuras metálicas.

Una de las cosas que estoy intentando hacer de un tiempo a esta parte es conseguir que en todas las estancias que realizo exista al menos una cosa ecológica, en este caso mi opción fue la grifería, Porcelanosa esta considerada una casa que aboga por la sostenibilidad y la ecología y cada día destina más dinero a la búsqueda de productos más sostenibles. En baños, Noken Porcelanosa promueven colecciones ecoeficientes. Con un 5% de PET reciclado y un sistema de reducción de caudal para no gastar tanta agua. Mi grifo Round tiene un sistema llamado ECO-Start que lo que hace es que evita encender el calentador si no es necesario y que lleva un aireador que reduce el consumo de agua en un 60%.

Para tener una ducha rápida, porque este no deja de ser un aseo de servicio y baño de la piscina, que es para darse un agua rápida al salir de ella (que es salina) o para bañarse tras hacer deporte, no quise meter una mampara que haría muy clásico el baño y además engorroso al ser estrecho de por si ¡y más con los centímetros que la termoarcilla me había quitado!, por eso metí un murete que ocultase el torso casi en su totalidad y un vidrio fijo con serigrafía como de una ventana con cuarterón pero en tonos negros, de forma que disimulase aun más a quien estuviera en la ducha.

La grifería de ducha es un modelo sencillo también de Noken, bonito visualmente, de lineas rectas como los perfiles de los muebles y en negro, of course.

Pensé poner las llaves de la luz y el enchufe en un modelo negro de Katy Paty en porcelana pero era brillo y no me cuadraba así que al final me decidí por el mismo de casi toda la vivienda, el modelo de Simon nº 88 en gama redonda, mate y blanca.

diy-portarollos-negro-con-mucho-estilo, la casa de mar orden y deco, mar Vidal, decoración, interiorismo

Y para terminar, además de unos cuantos accesorios sobre encimera en tonos negro mate, llego a mi vida una cesta para la ropa sucia de brabantia con los mismos tonos que el suelo, y que podéis ver en el enlace del post que les realicé a ellos.

¿Faltaba algo? si, el elemento DIY, un portarrollos que realicé con unos mosquetones, el pomo que venía para el espejo y del que busqué otro más y también un trozo de la cuerda del espejo que le pedí a Joseba que me enviase, al final todo casa!!!

Ese DIY del portarrollos también podéis verlo en este post.

[dt_quote font_size=»small»]Y así ha quedado este baño que aunque a priori es pequeño es muy coquetuelo, recuerda al leer pequeño que es un baño completo y no un aseo, tiene exactamente 130 de ancho x 348 de largo, o sea, 4,55 m2.

Espero que os haya gustado este coqueto baño blanco y negro!! Si es así por favor, coméntalo y no te lo quedes para ti ¡compártelo en todas tus redes sociales! y si tienes necesidad de reformar tu baño, necesitas un interiorista para tu futura vivienda o para hacer esa obra que siempre estás dejando para otra ocasión ¡ya sabes dónde encontrarme! escríbeme a hola@marvidal.com o mándame un formulario de contacto!!

Yo desde aquí te mando un abrazo de los que a mi me gustan, de varios mississippis,[/dt_quote]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.