Saltar al contenido

La habitación temática de Lucía

Habitación rojiblanca

Ésta es la habitación temática de Lucía. La idea surgió, como muchas ideas, de la vagancia.

La cosa es que en mi piso de Gijón solo tengo dos habitaciones, podría haber tres pero esa historia os la contaré otro día.

Como antes éramos 4 y los dos de 4 patas se ubicaban en la cocina teníamos una segunda habitación que usábamos de despacho y guarda todo además de laundry.

Un día, cuando decidí repintar todo el piso, Miguel me dijo que le apetecería que la habitación/despacho fuera rojiblanca del Sporting de Gijón (es muy fororo mi maridin) así que me puse a ello y como la pintura es plástica y el rojo da más lata de quitar que otra cosa pues decidí que mi pequeña tendría que acostumbrarse pero su habitación seria del Sporting.

Tras esta decisión los pasos fueron más sencillos, cambiar la funda del sofá-cama, intentar “infantilizarla” y comprar lo necesario y claro, primero quitar todo lo que ahí había que no sabéis la lata que me dio…

En las dos imágenes superiores podéis ver la zona donde instalé la cuna de Naf Naf y el cambiador y el carro.

Compré la cuna en Privalia, como no tenía prisa me salió algo más barato que comprarla en otro sitio y la verdad es que tiene muy buena calidad, por supuesto venía con colchón y un juego con nórdico y funda, bajera, cojín, porta-objetos lateral y chichonera.

La cómoda es de Ikea, quería algo sencillo, que no fuese de bebe para que me dure más adelante y lo único que hice fue cambiarle los pomos por unos blancos, también de Ikea, que tenía guardados por casa ¡a saber de que!

El carrito merece mención aparte así que más abajo encontraréis una foto de él; la balda blanca gigante la hice a medida cuando era un despacho.

La decoración fue forzada por las paredes a rayas pero tuve la suerte de encontrar en Privalia unos vinilos de globos de rayas rojas y blancas, con ellos y unas nubes creo que le dio un aire más infantil.

Los cómics también tienen mención aparte así que de esta zona solo me queda contaros que el cartel que pone Lucia lo hizo mi padre, yo quería unas letras sueltas pero el hizo lo que le dio la gana, quedó precioso.

Si os fijáis otra de las joyas de la habitación es el ábaco que hay sobre la balda, es un ábaco tamaño gigante que me hizo mi abuelo cuando yo comencé la escuela, era tan grande y tan guay que yo tenía que usar uno del cole porque la profe me cogía el mío “que se veía mejor”, como mi abuelito está muerto creo que es un recuerdo estupendo para Luci y sus futuros herman@s.

Al lado de la ventana puse una lámpara de pie con estilo romántico, me encantan las luces de ambiente, de hecho en casa pocas veces tengo encendida otra cosa y para ir y venir de su habitación sobre todo de noche me pareció una gran idea que además queda preciosa. Además, como no, puse una mecedora, otra de mis pasiones, las sillas con las que moverme adelante y atrás.

En este caso es una recreación (porque por desgracia no tengo dinero para una recreación sellada) de la mecedora Plastic de Charles & Ray Eames, en rojo, claro, era rojo o blanco y lámpara roja…

La papelera esa duro poco ahí, ahora hay un contenedor de pañales de pie que compré en El Corte Inglés, una de esas cosas que nunca quieres hasta que alguien te la regala y luego no puedes imaginar la vida sin él, cero olores, cero preocupaciones de cambiar bolsas, un día a la semana y pista.

En la foto de la derecha tenéis la pared opuesta a donde está la cuna, comentar, que antes no lo hice, que aproveché una alfombra de pelo largo que tenía en un piso pequeño (esa es otra historia) y que era roja, queda perfecta porque sigue la línea de las rayas de la pared llevándote de un lado de la habitación a la otra de forma continua ya que ocupa toda la estancia.

En esa pared, además de un globo con nube como los que hay sobre la cuna aproveché un sofá cama que ya tenía allí poniéndole una funda rojo valentino hecha a medida, no os puedo decir que fue caro o barato, fue regalo de mi madre. El cuadro es una obra de arte de una emergente que tenía en otra estancia y que ahí parece puesto a propósito y la silla es de roble con una funda roja aterciopelada, lleva toda la vida conmigo pero sé, además, que es más vieja que yo, o sea que tiene más de 35 años, nada menos. ¿dije ya que tengo un problema con mi afición por comprar sillas? 😉

Inciso: Las maderas con agujeros son las estanterías que había antes, cuando hice la foto aun no las había sacado y la cosa blanca tras el sofá-cama es mi mesa de dibujo, no me desharé nunca de ella, la amo.

Sobre estas líneas tenéis un par de fotos de detalles decorativos que utilicé, hay más, por supuesto, pero creo que estos son muy llamativos.

A la izquierda podéis ver una serie de cómics antiguos, eran de mi hermano, digamos que los “heredé” y pensé que sería bonito ponerle algunos a Luci en su habitación porque yo soy una fanática de los cómics y ella, en fin, es tan pequeña que ¡aun no tiene gustos propios!

Estuve una mañana con todos encima de la mesa eligiendo, comencé por elegir uno de cada y luego de ellos elegí los que tenían el numero más bajo (el nº 5, 10, 2…) y de esos los que tenían algunas tonalidades rojas.

Por otro lado tenéis una foto de mi última incorporación decorativa propiamente dicha -la lightbox no la cuento ;)- es un cojín que encontré por Privalia un día (si, soy muy fan) y como la habitación tiene vinilos de globos y nubes me pareció perfecto. El oso es de Ikea, no me pude resistir y no veáis lo bien que me viene para darle el biberón, a ella la apoyo en el cojín y yo me pongo el oso de riñonero.

Y ya para terminar el carrito. Cuando estaba buscando el quedarme embarazada y por mi de-formación profesional por el diseño ya comencé a buscar cosas para habitaciones infantiles, por supuesto lo primero fue crear un tablero en mi pinterest, y un día encontré este carrito de Ikea que una americana subía como carrito de servicio en su nursery.

Compré en Ikea el carrito y unas fundas de esas para organizar los cajones y lo dispuse así: abajo metí pañales y las toallitas, en el medio más pañales y las muselinas y arriba una tira pequeña de pañales, las cremas de pañal y cuerpo, la colonia, las vitaminas, las toallitas abiertas y demás botes de uso diario.

[dt_quote font_size=”small”]Y esta es, por ahora, la habitación de mi moquito, espero que os haya gustado verla tanto como a mi hacerla.

¿Me enseñais las vuestras? ¿estáis pensando en hacer la vuestra? ¡No dudo que os quedará genial!

Podéis enseñarme las vuestras en IG etiquetándome y con el hastag #minurseryparticular[/dt_quote]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.