Londres-by-Mar, Londres, Mar Vidal, la casa de mar orden y deco, viajes, viajar, Londres, viajar-a-londres, Notting-Hill, San Patricio, Cambio-de-Guardia, Camden, Covent-Garden, Westminster-Abbey, Sherlock-Holmes, Harry-Potter, London-eye, The-view

Londres by Mar

Introducción

Tras pasearnos por el sur de España con paradas nos vamos a dejar caer por el Reino Unido, más concretamente por Londres y para afinar más aún por un Londres by Mar esos lugares que he descubierto o que me encantan y quiero compartir contigo.

Londres es una de esas ciudades que deberíamos visitar al menos una vez cada dos o tres años. Es preciosa, agradecida y es una de esas capitales donde puedes tener conciencia de lo que se lleva y lo que se llevará.

londres-by-mar

Unos datos básicos

No os voy a contar que para llegar a Londres tenéis tres vías, podéis ir en avión (lo más común) podéis coger un Ferry que os deje en la costa sureste de su isla y luego ir en vuestro coche (conduciendo por el lado contrario al habitual en casa…) o podéis ir en coche cruzando el eurotúnel.

 

Tampoco os voy a contar que la ciudad de Londres tiene una densidad de población urbana de más de 9 millones de personas y metropolitana de más de 13 millones ¿asusta eh? tampoco que es uno de los mayores centros financieros del mundo y que además es capital de ser y ser visto en Europa 😉

 

Destino obligatorio una vez cada varios años y sin duda en otoño o primavera son las mejores fechas para ir nosotros, ¿por qué? porque en invierno hace frío y vas a la nieve y porque en verano quieres estar en la playa, no pateando Londres.

Mi viaje

Nos desplazamos a Londres del 15 al 20 de Marzo de este año, hacía un frío que no veas, no os imagináis que mal lo pasamos, lo cierto es que mi marido se pasó 10 días avisando que habría ola de frío (ya nos había tocado en Paris y casi muero) y yo llevaba bastante ropa e iba preparada pero él no tanto, así que aunque llevaba ropa adecuada pasamos frío, mucho, muchísimo frío y eché de menos mis pantalones de nieve.

Llevamos sólo equipaje de mano, un horror cuando vuelas en invierno o finales del invierno y una necesidad por precio del vuelo pero… no sé, creo que me voy a replantear esto y a empezar a coger siempre una maleta grande porque luego estoy encabronada todo el viaje porque me llevé menos ropa de la que necesité o no pude llevar una serie de «porsiacas» que me habrían venido bien.

Mi memoria de pez y que fue ya hace 3 meses hacen que no me acuerde de la compañía, me suena volotea pero no me hagáis caso porque no me acuerdo bien. Nos alojamos en un apartamento, es como un hotel pero tiene cocina en la propia habitación aunque tenga recepción y demás, era una pasada de bonito, parecía nuevo y estaba bastante bien ubicado, concretamente en la zona de Vauxhall, se llamaba Staybridge Suites London y la verdad que está a unos 4 minutos del metro y es una pasada de hotel, un precio razonable en una habitación super cuqui con cocina, lo que nos vino de perlas para cenar uno de los días que ya estábamos al borde de la muerte por frío y cansancio.

Londres-by-mar, harry-potter

Llegamos allí por la tarde-noche y, como no teníamos mucho tiempo fuimos al hotel, dejamos las maletas y con la misma nos desplazamos a dar una vuelta por la zona de Waterloo Place y Picadilly Circus.

Ya en el aeropuerto nos sacamos, por un lado el billete de tren al centro, concretamente a nuestra estación en Vauxhall que costó 16,20 libras/persona y por otro una travel card. Vimos que con los viajes que íbamos a dar en metro y contando que luego tendríamos que coger un tren que estaba incluido, si encima le añadías los 2×1 en atracciones pues nos salía rentable.

Lo puedes coger en muchos sitios pero te recomiendo que lo hagas en las taquillas de una estación de tren porque sino no te van a dar el librito de 2×1 en atracciones que es sumamente interesante para ahorrar dinero posteriormente. Su coste es de 34,10 libras por persona. Si vais 4 igual os sale mejor coger taxi pero yendo dos personas sólo…

Te viene en una funda pequeña tipo tarjetero con una cartulina a tu nombre con foto y luego el billete en si que es el que vas tickando, también te sirve para el bus urbano así que está genial para moverte por allí.

Tras este pequeño paso para coger el librito y tras comer algo nos fuimos corriendo a la estación de King’s Cross para que yo me hiciera la ya mítica foto en el andén 9 3/4, lo cierto es que lo tienen muy bien montado, tienen una tienda de regalos donde puedes hacerte con muchas cosas de la saga, yo me traje una vuela pluma que queda increíble en mi caja de bolis y que escribe super bien, pero bueno, ¡si por mi fuera me habría traído la equitación completa!. No es barato, ya lo imaginaréis.

Para sacar la foto no necesitáis pagar, podéis comprarla luego si queréis pues va por turnos y una chica muy maja os pone la bufanda que queráis y sacáis un par de fotos, otra persona os saca la foto de rigor que luego venden en tienda pero tu puedes sacar las que quieras en ese momento con tu móvil y tu cámara. Obviamente yo me saqué la mía con mi cámara y la que sacaron ellas… pues imagino que ahí estará para la posteridad.

De ahí fuimos a cenar y para el apartamento/hotel. Teníamos cocina pero también desayuno incluido en la zona comunitaria, era buffet y estaba super rico y completo.

Londres-by-mar, westminster-abbey
londres-by-mar, the-view

El 16 fue el día más completo y duro, madrugamos bastante, ya estaba nevando por lo que había que buscar la forma de no pasar demasiado frío, así que decidimos ir primero a la Abadía de Westminster que es una visita que lleva un tiempo y que por lo menos no estás en la calle muerta de frío, fue una gran opción para la mañana.

Su coste para nosotros con audioguía incluida (tremendamente recomendable por otro lado) fue de 22 libras en total las dos personas, de ahí nos fuimos a ver las vistas de todo Londres desde The Shard, creo que es la atracción más cara aunque teníamos un descuento gracias a booking pero aun así no te entra en el 2×1 pero merece mucho la pena, es una vista alucinante, digamos que es como ir a Nueva York y no subirte al Empire. Creo que nos costó como entre 23 y 26 libras por persona.

A ver, recordar que Londres no es barato, es medianamente asequible el vuelo pero un hotel decente no es barato y las atracciones son caras y la vida en general, comer y beber no es barato en general y el transporte tampoco. Si ya cuentas con esto pues en fin, ya te vas con tus dietas por día un poco más holgadas de 50€/día/persona que es lo que estipulamos maridin y yo y te pasas a unos 70€ más o menos.

Tras parar a comer por ahí, no recuerdo donde así que no debió trascender demasiado, nos fuimos corriendo a ver la torre de Londres, pasando por el puente para verlo también. Nos encantó esta visita, con el 2×1 nos costó en total las dos personas 29,50 libras y nos llevo como unas dos horas o algo más.

De allí nos fuimos a ver la zona más ejecutiva, por donde el museo del banco de Londres canturreando la canción de Marie Poppins. Nos tomamos algo en una taberna, estaban todas a reventar porque acababan de salir los ejecutivos del trabajo y estaban en momento after work así que el ambientazo era bestial, muy guay la verdad, encontramos una calle que tenía como callejones y había música en la propia calle y todo el mundo se sacaba sus pintas de cerveza y bebían fuera, era la Whittington Ave pero en esa zona todas estaban igual, mucha afluencia de gente, muy molón. Nos comimos unas croquetas gigantes que estaban de muerte acompañadas de mostaza tipo Djon y unas pintas de cerveza.

Desde allí ya nos encaminamos a nuestro destino para cenar, teníamos ir a uno de los locales con más fama de Londres en Fish and Chips, decididamente no me gusta el Fish and Chips, es una comida de lo más insulsa, peeeero, había que probar.

Es Poppies, un local que data de 1952 nada menos, concretamente fuimos al que hay en Hanbury St. tuvimos que esperar unos 20/25 minutos a que nos dieran mesa pero cenamos bien. Por cierto, si vais aunque veáis cola fuera entrar ya que mucha gente hace cola para llevarse la comida a casa pues también tienen servicio take away, entrar y buscar al metre con libreta que os tomará nota y os gritará luego para sentaros en vuestra mesa, si os quedáis fuera no tendréis opción, muchos fueron los que vimos irse, yo es que entré hasta la cocina y pregunté que sino igual estaba ahora aun esperando en la calle ¡jaja!. En Londres me volví más suelta a la hora de entrar y preguntar, el embarazo hace que tenga mucha hambre y pocas ganas de esperar por nada.

Cenamos cod & chips y Haddock & chips, mojado en una camden pale ale para mi y una camden hells lager para maridin, la cerveza me encanta y me gusta mucho probar las locales, la Camden está muy rica en su variedad tostada, si te gustan las Blondie también están ricas, según maridin.  Nos costó todo 37 libras que no está nada mal.

Londres-by-mar, sherlock-holmes

Si el día anterior pasamos frío el 17 no fue una excepción, hacía mucho, pero mucho frío así que decidimos ir a casa de Sherlock lo primero, era uno de esos puntos a los que tenía que ir si o si en este viaje.

La entrada tampoco está incluida en el pack de 2×1 pero tanto me daba, nos costó 15 libras por persona y más de 30 minutos de espera porque en la casa museo de Sherlock Holmes que está ubicada en Baker St. (el metro te deja en Marylebone Road, es la perpendicular y está al final del todo de la calle, casi en el parque) sólo se entra de 10 en 10. Pero mereció la pena, eso si, si no hiciera frío mejor nos hubiera ido. ¡Pocas ganas había luego de salir a enfrentarse a la climatología londinense!

La casa es genial, es todo lo que esperas que sea, pero ojo, no vayas pensando que vas a ver la de la serie última que no, es la casa que se recrea en los libros nada que ver con la serie moderna, que me encanta también, por cierto.

Dando un paseo por Regents Park y de ahí nos fuimos a Notting Hill. en la zona de Westbourne Grove y en Portobello Road hay rastro los sábados así que es un buen momento para acercarse, nosotros para allá que nos fuimos a disfrutar de los tenderetes, los bares y los Mew que conocí gracias al blog de Clara B Martín, concretamente los Mew son cocheras, son digamos los callejones de la parte de atrás de las casas de algunas zonas de Londres que están adecentados y algunos son preciosos. Hay concretamente dos que me encantan y el más mítico y accesible es el de Saint Lukes Mews, en él está una preciosa casa rosa que va a hacer vuestras delicias sin duda alguna. Además en las propias calles principales hay muchas casas de colores pastel que harán las delicias de vuestras cámaras y ojos.

En estas calles se rodaron grandes películas como la propia Notting Hill, la puerta azul podéis encontrarla en Westbourne Park road, concretamente en el 280.

Los chicos de Qverenlondres han preparado este mapa con los puntos de interés de los escenarios de la peli Notting Hill por si queréis echarles una ojeada de cara a un viaje con un poco de planificación, yo os dejo aquí el enlace al mismo.

De allí os vamos camino de otros destinos, pasamos por parques y disfrutamos un poco de la zona de Westminster que también es preciosa, comeos en The Churchill Arms una taberna que dentro aloja un restaurante Indio en el que puedes pedir para comer en la propia taberna y que está de lujo y tiene un precio de lo más asequible. Concretamente se encuentra en 119 Kensington Church Street, ojo con ir en días de partido que se pone hasta las trancas.

Tras un paseo muertos de frío nos marchamos ya camino del mercado de Covent Garden para ver el mercado y picar algo antes de cenar.

Descubrimos un sitio que se llama Battersea Pie y que tiene los mejores Pies y pastises que he probado ¡y conste que me encantan y probé unos cuantos! rondan las 6 libras y sus postres, cada día distintos, también están de impresión. Concretamente nos tomamos uno de carne (steak & stout) y una porción de tarta de caramelo que quitaba el sentido. De allí y ya agotados y muertos de frío porque estaba nevando ya a saco, nos fuimos a comprar la cena en un Tesco y para el apartamento. Ducha caliente, cena, tarta red velvet y a la camita destrozados de cansados.

londres-by-mar, notting-hill
Londres-by-Mar, San-Patricio, desfile

El domingo era San Patricio así que nos acercamos por la mañana a ver el museo británico y a medio día ya nos fuimos a la zona que marcaba el circuito, la verdad… poco interesante.

A ver, es algo distinto pero el desfile dejaba bastante que desear, si tienes la oportunidad de ir a Camden no lo dejes por un evento como ese porque realmente no es ni la mitad de espectacular que en Nueva York, nosotros nos dimos un paseo, hicimos unas fotos, lo vimos y nos piramos corriendo a Candem que había mercado (todos los domingos lo hay) y queríamos comprar unas sudaderas londinenses 😉

Ojo con el museo Británico porque es grande a morir, podrías echar el día entero en él así que si vas con niños o con el tiempo algo justo te recomiendo que te compres en la entrada el mapa que te marca los TOP 10, 10 objetos que ver en una hora que está super bien. La entrada con el 2×1 nos costó en total los dos 12libras + 2libras del Top ten así que nos gastamos 14 en total. Merece la pena, aunque sea sólo un ratito pequeño.

Luego nos fuimos, como os comento, a Camden, nos comimos unas hamburguesas de quitar el sentido en el Lock 17 un bar en el que ya habíamos estado aunque de noche en modo fiesta tomando algo y que me encanta personalmente, se come super bien, no es muy caro y siempre hay sitio porque es grande. No obstante aprovechar que somos españoles e ir a comer a partir de las 14:./14:30 a los sitios que ya suelen estar más liberados de gente. Por supuesto no puedes no tomarte una cerveza camden, me da igual cual sea.

Por la noche y tras tomar algo en el Garrick Arms para entrar en calor (cogimos el bus para llegar) nos fuimos a conocer El Barrio chino y cenar en el Golden Dragon, un pato riquísimo entre otras cosas. El sitio es enorme y hay bastante turista pero la comida está muy rica y no es muy caro.

El bus es genial pra moverte por Londres porque vas viendo la ciudad, los números 19 o 21 (creo recordar) pasan por Camden y te llevan al centro como en circular así que son geniales para ir dando una vuelta viendo la ciudad sin frío.

Londres-by-mar, camden

Para el último día sólo teníamos un rato de la mañana, bastante pequeño así que dejamos sólo dos planes, el primero de ellos ver el desfile del cambio de guardia en el Palacio Real, os recomiendo que miréis en este enlace los días y horas porque suelen variar y que cuando estéis allí no os subáis al punto central porque por la puerta principal entra muy poca cosa, lo mejor es poneros en una de las dos alas, mejor en la izquierda si miras al palacio desde de frente, tras un rato largo de desfile (que va leeeeento) nos tuvimos que marchar porque nos queríamos acercar hasta el Coca-cola London Eye para subir a la noria y ver las vistas, son distintas a las de The View así que merece la pena tener esa otra opción, con el 2×1 nos salió por 26 libras en total, te incluye no se qué de experiencia en 4D pero nosotros pasamos, no teníamos tiempo. Por cierto, llegar con tiempo que las colas son importantes, si vais en horario en que ellos y los turistas alemanes están comiendo, mejor que mejor. (sobre las 12…)

Aprovechamos para pasar por el Big Ben y morir (aunque ya lo sabíamos) porque, como siempre nos pasa, si sois asiduos de este blog y de esta sección de viajes ya sabéis que a maridin y a mi siempre nos toca la atracción estrella de la ciudad en obras o en reparaciones, y por supuesto en Londres no podía ser de otra forma, el Big Ben estaba en obras, todo tapado y con andamios.

Dice maridin que bien podían haberle puesto unas lonas o toldos con fotos de las fachadas y por lo menos la foto habría quedado medianamente decente ¡y tiene toda la razón!. En fin, ya no nos llevamos una decepción, nos pasa siempre que vamos de viaje a alguna parte así que estamos acostumbrados.

Londres-by-mar, london-eye
Londres-by-mar, desfile

Ranking

A Londres le doy un 9, razones:

  1. Es fácil llegar y los vuelos no son caros aunque luego la ciudad si.
  2. Hay muchísimas cosas que hacer, puedes pasear, disfrutar de muchos monumentos, ver espectáculos… es una ciudad estupenda para ir.
  3. Existe un Londres de película que siempre mola así que si vas varias veces siempre puedes hacerte rutas.
  4. Hay gente que te hace rutas por la voluntad en castellano, estuvimos a punto de hacer una nocturna de terror pero hacía tantísimo frío que lo dejamos para otra visita.

Y este ha sido nuestro viaje, era mi tercera o cuarta vez en Londres y aun me queda mucho por ver y descubrir, realmente es un destino para repetir bastante a menudo así que os animo a que lo probéis y me contéis que tal.

[dt_quote]Espero que Londres by Mar te haya gustado mucho, ya sabes, si te gusta comenta! comparte! y sígueme en RRSS![/dt_quote]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.