Aprende a controlar tu economía doméstica

Controla tu economía doméstica

Hoy os traigo un post entero sobre como mejorar vuestra economía doméstica este 2021 y en adelante. Para empezar, quiero dejar claro que no soy ninguna experta en economía, de hecho, tiendo a ser un poco “mani rota”, es decir bastante gastiza para algunas cosas. Por eso he ido desarrollando a lo largo del tiempo, una manera de controlar mis gastos.

También es verdad que hace unos años descubrí un libro que escribió una señora japonesa llamado Kakebo de gastos, del cual os hablaré más tarde. Este libro me ayudó a centrar las cosas que ya sabía y ya estaba implementando, pero de una manera mas sencilla y más práctica. Tal fue así, que cogí todo lo que aprendí en ese libro y todas las plantillas que traía y lo remastericé a mi manera. Lo que yo consideraba importante y necesitaba, lo incluí dentro de mi Agenda 10, una agenda de la que hice cuatro ediciones hasta el año pasado y de la que ahora imparto un curso.

Este post va a estar dividido en las cuatro fases que yo desarrollé en su día. La primera parte va a ser: “poniendo las cartas sobre la mesa”

Lo primero es pararse a pensar, es esencial que tengamos control sobre nuestros ingresos, gastos y caprichos. Para esto os pido que cojáis una tarde y os pongáis manos a la obra. Este es un trabajo de autoconocimiento que a pesar de ser largo y tedioso es esencial para poder avanzar.

Tenéis que coger un papel, un boli, y lo mas importante: imprimir todo el año pasado de vuestras cuentas bancarias (los movimientos de paypal, bizum etc también). Necesitamos toda la información de todos nuestros gastos pasados para poder controlar los futuros.

Ahora vamos a utilizar marcadores/ subrayadores de colores para poder poner orden a todos estos papeles: vamos a usar el color amarillo para todos los gastos que son relativos a la vivienda y que son recurrentes (luz, hipoteca, gas, basura etc.), en naranja vamos a anotar los gastos relativos a la vivienda no recurrentes (comida, tintorería, comida a domicilio, comida de los animales etc.), en color verde vamos a anotar todos los gastos de manutención de personas y animales sin contar comida ( ropa, cepillo de las mascotas, huesos etc.), en color rosa vamos a subrayar modificaciones de cosas inmateriales (nuevas ropas de casa, accesorios de decoración, cosas para el coche como fundas) en rojo vamos a subrayar los caprichos ( otro vestido, un bolso, una joya etc.) ¡OJO! no es capricho si lo necesitas de verdad.

Sería interesante si vais marcando con una estrellita lo que vosotros pensáis que son gastos prescindibles, es decir, esas cosas de las que podríamos librarnos ahora mismo y recuperar el dinero. Ejemplo: subscripciones.

Una vez tengamos todos los gastos marcados, vamos a organizarlo en nuestro Kakebo. Si te interesa también puedes hacer esto mismo con tus gastos (en caso de que seas autónomo) de la empresa, pero por separado.

Ahora, además del móvil y papel necesitamos una calculadora: primero apunta todos los gastos recurrentes en columnas separadas y las cantidades de los doce meses. Es decir: primera columna: hipoteca (140 euros mensuales), segunda columna: agua (30 euros enero, 40 febrero, 30 marzo y así sucesivamente)

 En caso de que sea la misma cantidad todos los meses (como por ejemplo las hipotecas), debajo de dicha columna no sumes todos los importes mensuales, si no escribe: HIPOTECA= 150 euros. Ya veis que he añadido 10 euros de más, es a propósito, al importe de todos los meses le tienes que sumar 10 euros, este es mi gran truquito personal.

Cuando los gastos no siempre son los mismos (como el agua) tendríamos que sumar todos los meses los diferentes importes del agua hasta tener una cantidad total (enero: 30 euros + 40 febrero +…. = 150 euros). Después lo prorrateamos por meses, es decir, dividimos este importe total entre el número de meses, es decir 150/12 = 12,5 euros al mes + 10 euros de los que hablábamos antes.

Esto va a ser la cantidad (22,5 euros) que vais a poner como gasto de agua todos los meses. Lo que vamos a hacer es coger la plantilla y todos los meses mirar esta plantilla con tus gastos fijos. En vez de poner un numero grande, lo vamos a desglosar por cosas/ categorías para tener mucho más control. De esta manera es más fácil saber si las variaciones del año pasado a este son muy grandes o no.

Lo de que metamos 10 euros de mas en todo, es un truco de ahorro, para evitar quedarse en rojos. Un ejemplo es: imagínate que te sube la hipoteca de 140 euros a 180 euros en junio, pues sí que podrías hacer frente a ello porque ya vas a tener algo de dinero extra en el dinero de más que metiste los meses anteriores y quizás no gastaste.

Con el resto de los gastos relativos a la vivienda no recurrentes y de los no caprichos, hacemos lo mismo, otro ejemplo: gastos en ropa: apuntamos en enero 50 euros, febrero 40 euros etc sumamos el importe total, lo prorrateamos y dividimos entre los doce meses y al importe que nos salga le sumamos 10 euros. Así vamos a tener una media de lo que podemos gastar mensualmente.

Los caprichos; yo los dividiría en caprichos del hogar, caprichos para los niños, caprichos para mi y caprichos para mi marido. Podéis incluso añadir otra categoría de caprichos para el resto de los familiares, en caso de que les regaléis cosas, por ejemplo, aunque esto depende de lo que mejor os funcione a cada uno. Cuando tengamos estos gastos separados y sumados, tenemos que pensar si estamos contentos con la cifra total, si consideramos que hemos gastado demasiado en caprichos, preguntarnos por qué hay meses en los que gastamos tantísimo en ellos etc.

Lo bueno, chicos, es que todos estos caprichos y los gastos que conllevan son cosas que podemos eliminar fácilmente si de repente estamos agobiados, con el agua al cuello, nos surge un problema…

Una vez hayamos reflexionado acerca de todos estos gastos y lo que queremos conseguir para este año entrante, vamos a hacer una bolsa de caprichos. Es decir, un tope o importe mensual o anual para caprichos, e intentaremos no movernos de este. Si, por ejemplo, nos marcamos 30 euros mensuales para gastar en ropa y queremos unos Levis de 100 euros, tendremos que esperar más de tres meses para poder comprarlos. Es importante ser realista y coherente, ni muy poco ni mucho, estos treinta euros que os he puesto de ejemplo igual os parecen demasiado poco, pero tampoco tiene sentido marcarnos un tope de gastos no necesarios en ropa de 300 euros cada mes.

Listo, ya tenéis controlados los gastos que has tenido este último año ¿¡Pero, que pasa con las subscripciones que os comentaba antes?!

Yo, por ejemplo, pago un dominio anual por este blog de 25 euros y pago esta cantidad todos los marzos.  En estos casos tenéis que decidir si queréis prorratearlo y dividirlo mes a mes o meterlo solo en el mes que hacéis ese gasto, es decir en mi caso, marzo.

¿De qué depende esta decisión? Si eres una persona gastiza, yo te recomendaría que metas ese dinero en el mes que te toca, pero si eres ahorradora, puedes perfectamente dividir el dinero entre cada mes y meterlo como gasto mensual + los 10 euros extras.

Ejemplo fácil: si mi suscripción vale 30 euros anuales, primero le sumo los 10 euros extra = 40 euros, y lo divido entre 12 meses, el resultado lo añades a lo del mes a mes y así te despreocupas.

Ahora que hemos terminado con esta parte, quiero que marquéis con un asterisco todo de lo que NO queráis desprenderos. Ejemplo: si ves mucho la tele: Netflix. Una vez hecho esto, pasamos todos estos datos a el Kakebo de gastos

Y bueno chicos, este post se está quedando demasiado largo así que os dejo aquí el link a la segunda parte, que subiré como otro post continuación de este.

Espero que os haya gustado esta primera parte de como controlar vuestra economía doméstica, si es así ¡ coméntalo y compártelo en redes sociales para que llegue a más gente!

Si estás pensando en remodelar tu vivienda o quieres darle otro aire a tu casa, puedes contactar conmigo a través de este formulario, o puedes echar un vistazo a mi tienda online, donde ofrezco servicios de interiorismo y amueblamiento.

En caso de que tengas una pregunta más genérica, puedes hacérmela un sábado preguntón en mi Instagram, que es cuando respondo a dudas o en club house los martes a las 19:00 h de la tarde.

Si tu preferencia a la hora de consumir contenido es vía podcast, te invito a escuchar el mío y te dejo por aquí el enlace tanto a Spotify como a Apple podcast.

Con esto termino ya, espero que hayas aprendido algo con este post, que te haya resonado algunas de las cosas que te he contado y que hayas aprendido algo o al menos te haya ayudado a conocerte mejor.

Te mando un abrazo de varios missisipis, de los que a mi me gustan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.