Cómo hacer tus paneles de inspiración y objetivos

marvidal
Cómo hacer tus paneles de inspiración y objetivos

Hoy os vengo a hablar de los planes de inspiración y objetivos, que os ayudarán a mejorar vuestros años.

Recuerdo una frase que me dijo hace años Mónica, una mentora de negocios que tuve: “si no tienes todo tu año programado nena, páralo todo y prográmalo”. Quería compartirla con vosotros porque yo con Mónica aprendí mucho sobre planificación de objetivos y un montón de cosas más.

Para comenzar bien tus años, tienes que hacer un balance del anterior, no hace falta que sea muy exhaustivo, pero cuanto más revises más información tendrás. Te recomiendo que revises todas tus cuentas bancarias y que vayas apuntando en un papel las cosas importantes (gastos recurrentes y gastos más gordos), este también es el momento para empezar a pensar en ahorrar.

Ahorro

A este respecto, os voy a contar un pequeño truco que descubrí hace muchos años y que yo llamo el reto del ahorro para viajar, pero que tú puedes destinar a lo que prefieras. Es una idea muy sencilla: guarda en cualquier sitio sin acceso fácil un euro a la semana, sumando un euro cada semana.

Primera semana: 1 euro

Segunda semana: 2 euros

Así sucesivamente hasta la semana 52 del año.

Al final del año acabas ahorrando mil y muchos euros, y si lo hace tu marido también, acabareis teniendo casi 3000 euros para viajar/ cambiar la cocina/ esa cosa que te apetece hacer.

También deberías recoger tus objetivos del año anterior y darles un repaso, aunque sean ideas vagas.

Os voy a hacer unas preguntas para que reflexionéis sobre esto: ¿Cómo han ido? ¿Has conseguido lo que querías? Es posible que tus objetivos no se hayan podido llevar a cabo por la pandemia o el encierro que sufrimos, pero contando que ya teníamos esta misma situación en marzo del año pasado, has tenido tiempo de sobra para pivotar, tomar conciencia, reorganizarte y sacar otros objetivos. Con esto os quiero decir: no vale la excusa de la pandemia para decir que todos tus objetivos se han ido al traste.

Estés en el caso en el que estés (si eres empresaria, trabajas por cuenta ajena…) deberías tener unos objetivos fijados. Dale para esto un repaso a tu vida pasada: mira tus éxitos, tus aprendizajes (así llamo yo a los errores), mira los progresos, tus nuevos hábitos adaptados…

Objetivos

Es importante especificar que hay dos tipos de objetivos: de negocio y personales. Entre mis objetivos profesionales del 2020 por ejemplo estaban crecer en equipo y facturar más. Mis objetivos personales del 2020, por el otro lado, eran abrirme un poco más a hacer cosas y a conocer gente. Estos objetivos marcados nos ayudarán a ver dónde están los puntos ciegos y a poner las cartas encima de la mesa. Para que nos entendamos, puntos ciegos son esas cosas que no terminan de funcionar y nos restan tiempo, dinero o ambas.

Ahora que tenéis un poquitín mas claro un ejemplo de objetivo personal y de negocio, os voy a contar que considero yo un objetivo: para mi un objetivo es una acción o paso que hará que te acerques un poco mas a la vida que deseas, a esa meta que quieres conseguir. Realmente para crear un objetivo y teniendo claro de donde vienes, necesitas saber a donde quieres ir. Para esto usamos los tableros de inspiración o moodboards y las líneas de la vida.

Moodboard

El moodboard de inspiración es una lámina (física o virtual) con imágenes de lo que tu visualizas en tu futuro. Os voy a contar como hago yo mis moodboards: los hago en Canva, aquí meto todas mis imágenes y utilizo cuatro tableros (que luego uno). En el primer tablero meto todas las imágenes de índole laboral: hacia donde quiero dirigirme, que me motiva, que quiero conseguir, donde quiero estar en el próximo año… En el segundo, pongo lo que quiero de mi vida personal: que espero de mi misma, que quiero sentir, lo que quiero aprender, donde quiero estar a nivel personal etc. El tercero es el familiar:  que espero de mi familia, como me gustaría que estuviésemos (este es mucho mas enriquecedor si lo haces con ellos). El ultimo es el social: como quiero estar con amigos, mi círculo etc. Este último podéis cambiarlo por lo que a vosotros os interese más, para mi es un tablero muy importante porque es una de las partes de la vida que más me cuestan a mí.

Estos cuatro tableros los mezclo tanto con imágenes como con palabras que me ayudan a anclarme: Ejemplo: descansar (en la parte personal), Nueva Zelanda (un viaje que quiero hacer en familia), equipo (en la parte laboral).

Una vez que tengo este tablero, suele durarme un año o año y medio antes de hacer el siguiente, y dependiendo del momento en el que esté me hago la línea de la vida.

Línea de la vida

Esta es una línea donde aparecen los años desde la actualidad de ahora a dentro de diez años. Por años vas metiendo tus sueños, objetivos e inquietudes más a largo plazo, todos los que requieran de una planificación más elevada. Por ejemplo, aquí pondrías meter si quieres cambiarte de casa y cuándo.

Yo reconozco que todo esto me lleva varios días, incluso puedo tardar una semana, pero porque para mi planificar es algo muy muy serio. Los moodboard inspiracionales suelo hacerlos a final de año y la línea de la vida en agosto.

En mi caso, me inventé una línea de la vida muy personal: yo hice una espiral. Necesitaba algo menos lineal, algo que me permitiese “volar” de un sitio a otro según las circunstancias. Esta espiral la cree desde 2020 a 2030 y vuelo por ella. Económicamente por ejemplo para que me entiendas mejor, estoy ya en 2022 mientras que en viajes sigo estancada en 2020.

Objetivos traducidos en tareas

Vamos a volver a la parte de objetivos y vamos a analizarlos, no os olvidéis que tenemos que ir afinando cada vez más. Por ejemplo: perder peso es una utopía no un objetivo. Un objetivo es algo medible, escalable, concreto, temporal e útil. Es decir, no decimos “voy a perder peso” si no “voy a perder 12 kilos en nueve meses” y esto lo llevamos a la mínima expresión para sacar de esto tareas específicas para lograrlo. Un objetivo es perder 12 kilos y la tarea que sale de este es ir a comprar verduras o hacer deporte, días específicos, horas específicas TODO. Para acostumbrarte al principio a trabajar con objetivos y tareas es necesario anotarlo todo al MÍNIMO, todo lo que no traduces en tareas = no existe.

Y esto es todo!

Y bueno, esto es todo, espero que os haya gustado este post, si es así ¡Coméntalo y compártelo en redes sociales para que llegue a más gente!

Si estás pensando en remodelar tu vivienda o quieres darle otro aire a tu casa, puedes contactar conmigo a través de este formulario, o puedes echar un vistazo a mi tienda online, donde ofrezco servicios de interiorismo y amueblamiento.

En caso de que tengas una pregunta más genérica, puedes hacérmela un sábado preguntón en mi Instagram, que es cuando respondo a dudas o en club house los martes a las 19:00 h de la tarde.

Si tu preferencia a la hora de consumir contenido es vía podcast, te invito a escuchar el mío y te dejo por aquí el enlace tanto a Spotify como a Apple podcast.

Con esto termino ya, espero que hayas aprendido algo con este post, que te haya resonado algunas de las cosas que te he contado y que hayas aprendido algo o al menos te haya ayudado a conocerte mejor.

Te mando un abrazo de varios missisipis, de los que a mi me gustan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.