Saltar al contenido

Tenerife tiene seguro de SOL

Maridín lleva dando la turra con ir a las Islas Canarias desde ni se sabe, yo, que ya había estado en dos de sus islas, no tenía ninguna intención de repetir destino pero las circunstancias quisieron que este año acabasemos llendo a Tenerife, que tiene seguro de sol, para nuestras vacaciones.

Por suerte para mí, ir con maridin de vacaciones siempre lleva un plus ya que mi topógrafo particular es muy buen guía (sino que os lo cuente mi hermana) y siempre consigue que algo que antes no te gustase termine pareciendote el destino perfecto donde tener las vacaciones de playa anuales de aquí al infinito (cuando se canse de que cambie de destino cada año, claro está), lo siento Cádiz, no vuelvo, si tengo que repetir, repito Tenerife.

Y diréis ¿que narices es eso de que tiene seguro de sol? pues aquí podéis escuchar esta cancioncilla antigua y pegadiza que maridín estuvo tarareando toooodo el santo viaje.

Pero vamos a lo que vamos que siempre me voy por peteneras.

Contaros antes de entrar en el post en sí que yo lo pasé a ratos muy bien y a ratos muy mal, nos fuimos cuando babyLucía tenía 5 meses (los cumplía esos días que estuvimos fuera) y era demasiado pequeña para ir de playa y ruta que es lo que teníamos planeado por lo que la dejamos con mis padres, pero había muchísimos bebes, en el avión… en el hotel… en las playas… así que fue un viaje agridulce en el que decidí que NUNCA VOLVERÍA A IRME DE VIAJE SIN MI BEBE.

Ahora, mirándolo desde la distancia, contando que nunca me había separado de ella y que fue muy duro, creo que podría volver a viajar sin ella si las circunstacias así lo requieren, pero quizá esperaré algo más para viajar sin niños cuando nazca el siguiente (que espero que haya) porque separarse tan pronto es muy duro y no nos hace ningún bien, ni a mi, ni a ella, ni a maridin ni a la familia que se queda con el bebe y que tiene que estar todo el rato atendiendo al teléfono y mandando fotos para que “mami la vea” porque da mucho la turra.

Cuando lo pienso me doy cuenta de que lo pasé fatal y lloré muchisimo y que si hubiera esperado un par de meses más quizá habríamos disfrutado de forma más relajada.

Ahora si, AL LÍO.

Nos fuimos del 02 al 09 de Junio, del 02 al 04 estuvimos en Tenerife norte y el resto en Tenerife sur.

Nuestro vuelo, como siempre en Asturias de mis amores, tuvo escala en Madrid, esto hizo que fuese peor aun porque nos cambiaron la vuelta y llegamos a casa a las 00:30 pasadas, con bebe roque desde hace horas no pude ver a mi moquito hasta el día siguiente, en vez de recogerla a las 21:00 como estaba previsto en un principio.

En Santa Cruz nos hospedamos en en hotel Barceló Santa Cruz Contemporáneo, un hotel con piscina en la terraza superior que tiene un desayuno de 10 y unas habitaciones muy correctas.

Salimos a las 07:00 de Asturias dejando el coche previamente en el aparcamiento del alto del praviano donde te cobran 3€/dia y encima el coche esta protegido por una valla y con el restaurante pegado donde siempre hay alguien, Marcelino nos llevó desde allí al aeropuerto y nos recogió a la vuelta, es un hombre muy majo que duerme muy pocas horas 😉

El vuelo, en Iberia Express, no lleva maleta incluida (facturada) y nos clavaron 30€ por facturar en el aeropuerto, si lo haces por internet son 15€, cosa que hicimos así para la vuelta. Lo bueno fue que iba bastante vacío y como no estaba embarazada (tuve una bronca brutal en nuestro viaje a Ámsterdam por esto) pues nos pasaron a salida de emergencia, para mi que soy alta es un lujo.

La conexión Madrid-Tenerife Norte era pequeñísima en tiempo y cuando llegamos nuestra maleta no había venido en el avión, como somos precavidos y ya vimos que era muy poco espacio nos trajimos una de mano con la ropa del día siguiente, un minineceser y las cosas de valor. La maleta nos llego unas horas más tarde y como ibamos a coger el coche igual pues fuimos a recogerla al aeropuerto así que del mal, el menos.

Cuando llegamos fuimos a recorrer La Laguna, para los que no lo sepáis es nada menos que Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1999, paramos en un restaurante que se llama El Archete una crema de calabaza como aperitivo, junto con una tosta de ensaladilla con pisto (esto te lo ponen porque sí), pedimos un queso palmero a la plancha con mojos verde y rojo, conejo en salmorejo y peto en escabeche con verduras de temporada y un mousse de gofio para que maridin lo probase.

El sitio era precioso, comimos muy bien (menos el conejo que estaba duro con las papas duras y encima nos pusieron un plato de postre que casi no me entraba el trozo de conejo en él), las raciones eran enormes y además era barato, el servicio impecable. Por ponerle alguna pega tiene escalones así que entrar con un carrito está difícil, el baño no tenía cambiador pero si una mesa que podías usar y el comedor superior tenía como 25 escalones enanos y muy pindios, por dar un dato tiene un sol repsol, nos gustó mucho la verdad.

2016-06-02 15.07.29

De ahí nos fuimos a ver la laguna, tomar un café y pasear por sus calles, abajo os dejo unas fotos, es precioso, no lo recordaba tan bonito, además había como muy buen rollo, todo el mundo sonreía y estaba de buen humor, lucía el sol y hacía un calor soportable pues había algo de brisa.

Tras esto nos fuimos al hotel, ducha, cambio de camiseta y tras hacer un par de llamadas fuimos al aeropuerto a buscar la maleta y a cenar.

Para cenar me acordaba de un restaurante muy cuco en el que había estado hacia años, se llama La Hierbita y sus raciones están para morirse. Cenamos un pescado llamado albacora de tipo túnido que iba con mojo, unos fritos que incluian chicharro, salmonete, calamar sahariano, unas papas arrugadas, pulpo y gambas y tomamos cerveza local. Descubrí una variedad de la Dorada (la cerveza local) que es “especial roja” que estaba bastante bien.

Al día siguiente nos dirigimos al parque rural de Anaga, que es reserva de la biosfera desde el 2015, está en el Monte de las Mercedes, en el noreste de la isla, es una pasada de sitio, tiene un centro de interpretación y guía para visitantes donde te dan un mapa en el que vienen señalizadas algunas rutas con su dificultad, a nosotros que nos gusta hacer las cosas un poco por nuestra cuenta, nos hicimos una ruta alternativa con los datos que una guía muy maja nos dió.

Hicimos una ruta considerada de 3 horas en 2.5 (no está mal), la mitad está señalizada pero la otra mitad tienes que guiarte de la gente que la hizo y la subió al Wikiloc y de las indicaciones de la guia del centro de interpretación (importante este detalle) la ruta sale de la cruz de Taganana y regresa al mismo sitio pero por otra ruta, es como circular, vaya. Os dejo unos apuntes sobre ella:

ruta anagaTerminamos la ruta a la hora de comer y bajamos a la cofradía de pescadores de San Andrés, en la playa de las teresitas, comemos una parrillada de pescados y mariscos que no dimos terminado y que además tenia un precio irrisorio, pescado fresco (sama, vieja, cantarero, peto, pargo, bocinegro y alfonsinos, además de chocos, pulpo, gambas, mejillones y navajas, de la zona y riquisimo, 100% recomendable.

El descanso del guerrero nos llevó directos a una tumbona con sombrilla en la propia playa de Las Teresitas que, si bien está bien y tiene servicios y no estaba muy saturada, si que se levantó un horrendo viento de 6-8 que me estropeó la tarde… luego lo arreglé con un mojito aprovechando la happy hour de los chiringuitos de playa.

Cenamos tranquilamente en La Bodeguita canaria, ropa vieja y una tabla de embutidos y quesos canarios, comida que se veía casera y estaba rico, como siempre, tirado de precio, otro de los “must have” de Tenerife, que es barato y se come realmente bien.

Al día siguiente nos fuimos para Tenerife sur, nos hospedamos en el hotel Melia Jardines del Teide en Adeje, es el típico hotel de playa con piscinas pero está bastante nuevo y las habitaciones son muy bonitas, nos hospedamos en un “upground” que llaman The Level, lo bueno es que tienes una recepción para ti solo, para el check in y el check out, unas chicas que estan allí para lo que tu quieras y se acuerdan de tu nombre ya que hay muy pocas habitaciones, además las habitaciones the level son mas curiosas, tienes un snack de bienvenida en la habitación y una piscina solo para los que estan en the level, con conserje, toallas e incluso crema solar, el desayuno es en la recepción especial y tienes un snack a media tarde con bocadillos dulces y salados y copas a tutiplen, una pasada, vaya. La cosa es que es “adults only” así que si volvemos con babyLucía no habría forma de ir esa zona, es muy recomendable la verdad, es como estar en un hotel boutique dentro de un hotel de playa.

Quiero hacer un guiño aquí a los chicos que nos atendieron, sobre todo a Carolina que estaba cuando llegamos y también cuando nos fuimos, porque se portaron genial con nosotros y gracias a ellos los momentos de echar de menos a mi bebe fueron menos duros.

20160609-the-level-01

Comimos en el propio hotel, en el bar de la piscina ya que era bastante tarde y subimos a nuestra piscina the level a tomar el sol, como se fue pronto bajamos a la merienda en la recepción.

Comentaros que nosotros no fuimos con todo incluido, The Level ya fue un extra en nuestro presupuesto (aunque un acierto total) así que nos tuvimos que conformar con una media pensión, no obstante, si como nosotros sois de cambiar de playa cada día y hacer cosas diferentes el todo incluido no lo aprovechas nada.

El domingo fuimos a la playa “Los Guios” más conocida como la playa De Los Gigantes, es muy bonita, pequeñita y un poco urbana así que tiene servicios y un aparcamiento cercano decente, la playa es de arena volcánica y nosotros que estamos acostumbrados a nuestras playas de pizarra pensamos que lo aguantaríamos bien pero ¡las narices, vaya como quemaba aquello!, desde ella ves el acantilado de Los Gigantes, visita obligada si vas a la isla.

Comimos en una parrilla del propio pueblo llamada El Paraiso del sol, correcto. De ahí ya nos fuimos al hotel (no sin antes hacer un par de compras) a disfrutar de la piscina y del after hour.

Solo por apuntar, las cenas en el buffet… bueno, correctas sin más, se veía que era un mega hotel pero si que también notabas que había algo de calidad en la comida, no era muy mala, no soy muy fan de los buffet de los mega hoteles pero hay clases y clases, este muy bien. Pedimos un vino para esos días, siempre pedimos una botella y nos la guardan, es una manía que desarrollamos en Andorra de cuando vamos a esquiar, en este caso fue un Tanganillo, un vino DOP Islas Canarias muy correcto, de La Orotava, con una uva tipo mencía.

Al día siguiente nos fuimos de ruta al Parque nacional del Teide.

Ojo aqui, hay varias formas de ver el Teide, una de ellas es subir caminando una vez llegas arriba del teleferico pero tienes que sacarte el permiso previamente y CON TIEMPO, luego os pongo el enlace.

Nosotros además de subir con el teleférico (27€/persona comprados con dos meses de antelación) subimos a ver el cráter. Ésto es algo que tienes que hacer andando por una ruta de unos 600m con un desnivel de 200m y que tardas unos 45 minutos en hacer, es dura porque daros cuenta que estamos a 3.718 metros de altitud y el oxígeno escasea, pero se hace, despacio, parando y con cuidado pues es una ruta bastante virgen, no obstante es 100% recomendable, si vas y te ves capacitado HAZLA. Lleva calzado adecuado y un cortavientos porque arriba hace aire y fresco.

Al bajar paramos a comer en la cafetería del Parador, no podíamos permitirnos comer en su restaurante y la cafetería debe de estar subcontratada, una mierda, sin casi nada de variedad y con unos bordes atendiendo que se me quitaron las ganas de volver en mi vida.

Por supuesto aprovechamos la tarde como de costumbre, piscina, sol y after hour. Por la noche bajamos a ver el centro de copas/bares/tiendas del pueblo de Costa Adeje/Playa de los Cristianos-Playa de las Américas.

El siguiente día lo reservamos para irnos al norte de la Isla a otro Meliá, el Buenavista, da la casualidad (no tan casual) de que en este hotel reside un campo de golf de 18 hoyos con vistas a los acantilados, diseñado por el fallecido Seberiano Ballesteros y teníamos que catarlo. Pero este es sin duda un post para mi apartado de deportes y de hecho así esta programado para el 29 de este mes así que ¡tendréis que esperar!, de ahí nos fuimos a la pisci de The Level y al consiguiente after hour que ya se convierte en un clásico.

El miercoles era el cumple de maridin, (por eso elegimos esta fecha, siempre nos vamos -o lo intentamos- de viaje en nuestro aniversario y en su cumpleaños), decidimos variar un poco la rutina y nos quedamos la mañana en el hotel donde además comimos, luego nos bajamos a la Playa del Duque donde aun no habíamos estado, es una playa bastante bonita y bien comunicada, de arena fina y aguas cristalinas, no demasiado saturada cuando fuimos nosotros, tiene servicios pero tienes que pagar 2.5€ por darte una ducha. Es, además, una playa con bandera azul, tiene algo de ola aunque poca cosa.

Pasamos por el hotel a tomarnos una copa en el after hour y ducharnos y nos fuimos de cena romántica, cuando llegamos a la habitación nos encontramos unos macarrons y una botella de martini bianco y una nota agradeciendo que eligiéramos ese hotel para celebrar el cumple de maridin (prometo que no se lo había dicho a nadie, son detalles que hay que tener en cuenta). Una vez pintada la pestaña nos bajamos a Playa de las Américas a cenar a un cafe/bar-lounge llamado Papagayo Beach Club -muy de moda-, el sitio era precioso, las vistas espectaculares y los reservados de lo más amorosos, las raciones enormes y muy bien de precio, ojo, no es como ir al bar de la esquina este es un local de moda, pero estaba muy bien. Nos cenamos una hamburguesa (la comida rápida preferida de maridin) y un tartar de atun rojo con ensalada de algas que estaba para morirse, además de una milhoja de berengena con mozarella, tomate y pesto; maridin se comió su hamburguesa de ternera asada y yo, que me gusta mucho innovar, una campesina de ternera mechada con rúcula que fundía el misterio.

De ahí nos fuimos a tomar un coctel al Monkey Beach Club, un sitio genial con vistas al mar donde no te sientes como si estuvieras en un mega bar, aunque lo es, y con música en directo, la verdad es que el sitio era precioso, pena de no haber llegado para ver la puesta de sol porque debía ser espectacular.

Y con esto he terminado de contaros nuestras vacaciones de verano, ¿lo que más me gustó? Como ya había estado en la isla y en el Teide me quedo con Anaga, tiene muchas rutas así que volveré sin duda, además si vuelvo me gustaría hacer la ruta al Teide desde tenerife sur caminando que la hay y subir al observatorio que no subí nunca, ¡veis tengo que volver, me queda mucho por hacer!, la comida más rica quizá fue la de la Cofradía de Pescadores de San Andrés, 100% recomendable y si me tengo que quedar con una playa este año me quedo con la de Los Gigantes que, aunque es muy pequeña, es super acogedora. El campo de golf… por precio y por servicios y por bonito no tiene absolutamente nada que enviar a ninguno de los tan de moda que hay en Tenerife Sur, volvería sin duda.

Qué dicen por ahí

Por supuesto el artículo es extenso pero os dejo con algo que me llamó la atención:

La isla de Tenerife está dividida en 31 municipios, por lo que es la isla canaria que más municipios posee.

De todos ellos, sólo tres no tienen costa: Tegueste, El Tanque y Vilaflor. La Orotava es el municipio de mayor altitud de España al albergar el pico del Teide, mientras que Vilaflor o Chasna tiene la capital municipal más alta de toda Canarias al estar a 1.400 metros de altitud.

El municipio más extenso con 207,31 km² es el de La Orotava, que abarca gran parte del Parque nacional del Teide. El municipio más pequeño de la isla y del archipiélago es Puerto de la Cruz, con una superficie inferior a los 9 km².

La gran mayoría de estos municipios confluyen en la zona de cumbre central de la isla y a partir de ahí se extienden hacia la costa, orientándose unos hacia el norte y otros hacia el sur.”

En este apartado os voy a dejar los enlaces de interés para turismo:

El del parque nacional del Teide donde podéis encontrar para sacar las entradas y el permiso necesario para hacer la ruta hasta el cráter.

En del parque rural de Anaga, para que veáis todas las posibilidades que tenéis.

Y el del campo de golf de Buenavista que merece la pena si sois aficionados.

Y la página de turismo de Tenerife que está muy pero que muy bien.

Aquí os dejo el enlace a su página de facebook donde podréis encontrar informacion sobre la isla así como sitios que visitar, restaurantes y hoteles y cuelgan las fiestas.

Ocupación de la población

  • Turismo
  • Agricultura y pesca
  • Industria

Os dejo con unas imágenes

Recomendaciones para otra vez

Julián Brito Serrador ha tenido a bien escribirme para comentarme unas cuantas correcciones que debía hacer, ahora que están listas aprovecho para editar el post y así dejaros aquí las recomendaciones para ver que él nos incluye, Julián ¡muchísimas gracias por tus recomendaciones desinteresadas! con lectores así ¿quien no se vuelve a todos los destinos?

Aqui os dejo transcritas sus recomendaciones:

El Paisaje Lunar

Masca

El Pino Gordo

Acercarte hasta la última erupción volcánica

El Chinyero

Ir a Garachico: apunto que aquí ya estuve en mi primera visita, tenía una amiga que es de Tenerife y estuve una semana en su casa hace años ;

Hacer una visita nocturna de interpretación del cielo en Las Cañadas. En el Parador se celebra todos los viernes a eso de las 22:00 una visita a cargo de Juan Vicente de la asociación TEIDEASTRO. Puedes ir varias veces al año pues el cielo cambia en cada estación y se ven diferentes estrellas, otra disposición de los planetas… A finales de mayo/junio, coincide con la floración de los tajinastes rojos y algunos azules y eso hace que todo se vuelva espectacular.

2 comentarios en «Tenerife tiene seguro de SOL»

  1. Julián Brito Serrador

    Queridísima viajera, Mar, por casualidad he leído tu página sobre el viaje a Tenerife. Se ve bueno has disfrutado y lo relatas con un toque apasionado. Sí me gustaría pedirte que realices algunas correcciones, por el bien de los viajeros, de la ortografía ynpatr tu propia satisfacción.
    El parque rural de Anaga, no está en el Cabildo (es el órgano administrativo insular de cada una de las islas, y gestiona administrativamente el parque, que territorialmente está entre los municipios de San Cristóbal de La Laguna, Santa Cruz y Tegueste), está en lo que popularmente denominamos desde aquí en el Monte de Las Mercedes o en la Cordillera de Anaga.
    La Playa Los Guíos (no El Guio) es como se llama la playa de arena negra en el pueblo costero habitado de la zona, Los Acantilados de Los Gigantes, o Los Gigantes, como abreviamos, que pertenece al municipio de Santiago del Teide.
    Orotava se escribe con v, no Orotaba.
    El pescado que denomina bochinegro es en realidad bocinegro.
    Y las “papas arrugadas”, por más que se empeñen algunos no son arrugás, aunque por nuestra manera de hablar en ocasiones parececsonar así, pero te juro que no, es una exageración. Igual que quien dice que los canarios pronunciamos “muyayo”, para decir muchacho. El ejemplo más claro lo tienes en el “chacho Rodríguez” no el yayo (Sergio Rodríguez, el jugador de baloncesto).
    Bueno , que espero no te lo tomes a mal, pero me chocan estas cosas y seguro que lo entenderás y corregirás por tu propia satisfacción y por el bien de los lectores.
    Un abrazo y mi agradecimiento por perderte por aquí. Te queda aún mucho que ver, el Paisaje Lunar, Masca, ver el Pino Gordo, acercarte hasta la última erupción volcánica, El Chinyero, ir a Garachico, … y patear todos los pueblecitos y lugares de interés. Y hacer una visita nocturna de interpretación del cielo en Las Cañadas. Aunque no te haya gustado el Parador, allí se celebra todos los viernes a edo de las 22 h una de las que más me gusta, a cargo de Juan Vicente de la asociación TEIDEASTRO. Seguro que cuando lo vivas, lo vas a recordar. Yo suelo ir varias veces al año, y dirás que con una basta, porque el cielo cambia en cada estación y se ven diferentes estrellas, otra disposición de los planetas… Justo esta época es la más que me gusta, porque a finales de mayo junio, coincide con la floración de los tajinastes rojos y algunos azules. Todo se vuelve espectacular. ¡Qué pena no poder adjuntarte algunas imágenes de estos días!

    1. Hola Julian, muchísimas gracias por tus correcciones, por supuesto que son bien recibidas, al final cuando solo estás unos días es fácil que cometas pequeños errores así que muchas gracias de verdad por ayudarme a que la información esté lo más cercana a la realidad posible. Como verás en el post he incluido un punto abajo del todo con tus recomendaciones para ver en el cual te menciono, obviamente, espero a mis lectores les encanten y yo misma intentaré ir a todas ellas en cuanto vuelva a Tenerife, cosa que espero que no sea dentro de mucho pues me encantó vuestra Isla.
      Un abrazo muy grande y gracias nuevamente!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.