decorando-baños-una-opcion-para-cada-uno, persistencia o cambio, mar vidal, decoracion, interiores, deco, interiors, home, bathrooms

Decorando baños: una opcion para cada uno

Baño grande

decorando-baños-una-opcion-para-cada-uno, persistencia o cambio, mar vidal, decoracion, interiores, deco, interiors, home, bathrooms
decorando-baños-una-opcion-para-cada-uno, persistencia o cambio, mar vidal, decoracion, interiores, deco, interiors, home, bathrooms

El baño grande giro en torno a un lavabo, un pedestal de mármol macael con pileta del mismo material que, en su día, hace 14 años, ganó un premio de diseño. A partir de ahí fue todo lo demás. Tanto el suelo como las paredes se pusieron lo más similares al lavabo que se pudo (dentro del presupuesto y materiales de la época) y los muebles en contraposición con todo aquello.

Muebles en tono marrón oscuro, llamando la antención pero sin ser demasiado ostentosos.

Tiene el baño una bañera de hidromasaje y como complementos elegí unas baldas metálicas muy estrechas, un toallero metálico a juego con el «chisme» del papel higiénico. Además puse dos perchas tras la puerta y una barra tipo toallero, (barra + balda) en la zona de la ducha que quedaba como repisa, para colocar las toallas. Me resulta tremendamente cómodo poder coger las toallas del pelo y el cuerpo sin necesidad de salir de la ducha y, como quedaba espacio suficiente, decidimos hacerlo así. Además, el espejo rectangular y gigante, tiene el borde en la misma madera que los muebles.

Los muebles: un buk con ruedas que tiene dos cajones y una puerta y un colgante con dos puertas y baldas en su interior.

Baño pequeño

decorando-baños-una-opcion-para-cada-uno, persistencia o cambio, mar vidal, decoracion, interiores, deco, interiors, home, bathrooms
decorando-baños-una-opcion-para-cada-uno, persistencia o cambio, mar vidal, decoracion, interiores, deco, interiors, home, bathrooms

El «aseo» o baño pequeño es más especial. Lo cierto es que me gasté todo el presupuesto que tenía (eran baños de obra y no me dejaban salirme de un tope) en el lavabo del baño principal, hasta el punto de que no me quedaba casi nada para este.

Obviamente, con su pequeño tamaño, había que poner una ducha, estaba ya predispuesto así y era una ducha bastante decente, no obstante. Elegí un lavabo muy liviano, en cristal y metal, de aquella se llevaban mucho este tipo de lavabos y tenía un precio super compacto, creo que no llegaba a 100€, puse tres elementos, un chisme de papel higiénico en metal, una percha triple tras la puerta y un toallero curvo del tipo calefactado pero sin calefactar, para las toallas de la ducha. La barra toallera del lavabo ya va incluida en el propio lavabo.

Bueno ¿y luego qué? pues luego llamé a mi tio, el ebanista que hizo todos los muebles que salieron de mi imaginación.

Diseñé unos muebles muy compactos y mucho aire porque el baño es muy pequeñito. Así puse dos baldas con un diseño un poco especial, en fresno natural, a la derecha al lado de la puerta, cuatro baldas en frente, enmarcando el espejo que es una simple tabla de fresno con un cristal redondo encima y luego un mueble en esquina en el que hay dos puertas ciegas con pomos y baldas interiores y una puerta en cristal al ácido, de click y baldas interiores. Todo en fresno natural, una madera de la que soy muy fan.

[dt_quote font_size=»small»]Pues espero que os haya gustado este pequeño post sobre los baños de mi piso, con esto ya casi, casi, conocéis toda la casa.

Nos vemos mañana! Y ya sabes… si te gusta… comparte! comenta![/dt_quote]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.