Saltar al contenido

Pon un Galgo Afgano en tu vida, será como poner un gato.

La raza

Voy a comenzar este post pidiendo perdón, cuando entras en el mundo de las razas TOP y no eres ni veterinario, ni criador, ni juez y solo lo haces por amor a la raza puedes cometer muchos errores aunque tires de libros para escribir los artículos, seguro que yo cometo algunos, así que me disculpo de ante mano.

Según cuentan los libros y guías al respecto de esta raza, provienen de Afganistan, un país con una orografía y un clima extremadamente duros. Algunos textos creen que el Saluki fue el antecesor del Galgo Afgano, otros no. Esta raza pertenecía a los pueblos aborígenes de Afganistán, con el paso del tiempo se fueron formando varias subrazas o estirpes para utilizarlas en caza de diferentes tipos.

Estos perros recibieron el nombre de Tazis. Aquí arriba podéis ver un cachorrillo de afgano, ¿no se parece mucho a lo que luego será verdad?

taziencasademama

 

El primer galgo afgano que se puede decir que causó sensación en Gran Bretaña, primer lugar a donde llegó esta raza, exportada por los ingleses, fue Jardín, llego a principios del S.XX, él fue tan elogiado que fue utilizado como modelo del estándar de la raza, cuya versión revisada sigue siendo el estándar. El siguiente gran acontecimiento de la raza a destacar fue cuando, en los años 20, el comandante Bell-Murray y su familia regresaron a GB desde Beluchistán, él había tenido galgos afganos cuando vivía en India, en la frontera con Afganistán y también los Amps, que los presentaron en la India y los trajeron a GB e inscribieron con el afijo Ghazni. Se cree que sus perros provenían de las regiones más montañosas de Afganistán, cerca de Kabul, mientras que los de Bell-Murray procedían de las zonas desérticas y llanos.

¿Os parece un rollo? pero que pasa si os digo lo siguiente: bien, gracias a este párrafo que os acabo de contar ya tenemos nuestras dos clases de galgo afgano: los de la zona desértica y llana son de patas más largas, cabeza más estrecha y pelaje más ralo (mirar arriba a mi pequeña, ¿la veis? es ella, si.) y los de zonas de montaña son mas rechonchos, con un pelaje más denso y abundante y una cabeza más grande. Si bien es cierto que las lineas se juntaron, también lo es que siguen apareciendo cachorros que tienden más a una línea que a otras. Por poneros un ejemplo los perros de mi amigo Rafa (Jatabe) yo creo que tienen más a Ghazni que a Bell-Murray.

Dicen, además, que los perros Bell-Murray tienen un temperamento más frío y distante que los Ghazni, más extrovertidos y amistosos. (me tocó la fría y distante)

Estos perros se exportaron a EEUU donde hay grandes líneas y por supuesto a Francia y España.

Hay que matizar aquí un detalle de historia, voy a transcribirlo literalmente del libro “Galgo afgano” de Razas de hoy porque me parece importante el detalle:

“Contando con pocos ejemplares cuando empezó su popularidad, el galgo Afgano comenzó a multiplicarse rápidamente. Los años 70 fueron testigos de un gran auge en cuanto al número de ejemplares y un gran número de cachorros se encargaban de satisfacer la creciente demanda. El resultado es que estos perros, con un carácter tan individual, se vieron llevados a una gran variedad de hogares, muchos de los cuales no eran, en absoluto, adecuados para ellos. A partir de ese momento, y aunque era ampliamente reconocido, por no decir que se le podía encontrar en cualquier lugar, el Galgo Afgano nunca fue, en general, comprendido.”

Pongo esto, y no voy a dar más el tostón con la historia (bueno igual un pelo más) para que se vea a que nos enfrentamos. Si bien el galgo afgano es un perro especial también es cariñoso y sentido, con su dueño y, como ya oí en varias ocasiones, solo tiene un dueño, aunque viváis 10 en casa.

Características físicas del estándar

En la imagen anterior veis varios tipos de galgos, como podéis comprobar el que nos ocupa es el segundo en columna y el primero de su fila.

Perros grandes, hermosos y elegantes, los definen; con cuerpos armoniosos y estructura robusta. Torax profundo y abovedado, musculoso, ligero y gran corredor con velocidad y potencia. Ya os pondré un video de Tazi corriendo en la playa, parece que se desliza por el aire pero cuando ves su huella es muy profunda para despegar.

Cuando corre hace grandes cambios de velocidad y distancia, poniendo de los nervios (por no decir otra cosa) a los que le intentan perseguir; además cuando camina parece un caballo español porque, como él, el Galgo Afgano va “bailando”.

¿Ya he dicho que es un perro cazador? caza conejos que no veas.

La cara del galgo afgano tiene el pelo corto, le hace la estructura muy hermosa, como si estuviera cincelada y su mirada es muy profunda, parece que lee en tu interior.

Su lomo tiene “silla” la parte superior tiene (o debe tener) el pelo corto y su rabo, con el pelo corto también, se muestra erguido y termina en un pequeño giro, como el de un cerdito pero sin cerrar del todo.

El resto del cuerpo tiene el pelo largo y sedoso. Puede dar multitud de colores, los más conocidos son el negro, el gris o plata, el azul, el dominó, el crema y oro. Todos tienen sus variaciones, para que la fijéis, Tazi, nuestra modelo particular, es dominó.

¿Que quiere decir que su capa es dominó? es una capa curiosa, no muy común que va cambiando de color según la época del año y otras características, por ejemplo Tazi es mas gris en invierno, en primavera cuando cambia el pelo un poco más (porque los galgos afganos no hacen cambios de pelo dos veces al año, van soltando poco a poco todo el año) se pone más crema y en verano, verano, se vuelve prácticamente blanca entera excepto en la silla que siempre es negra/amarronada o gris oscura. Creo que de cara fue crema pero ya hace unos añitos que es blanca.

Este es el estándar del Galgo Afgano, no os explico la foto porque es un poco rollo si solo quieres tener unas “nociones generales”.

estructuraAquí además podéis ver un grupo bastante grande de ellos, yo estoy en grupos más serios también pero son cerrados así que os dejo el acceso a este de galgo Afgano general.

Una peculiaridad de los dueños de esta raza

Os explicaré un par de cositas, lo de la derecha no es un monigote, no está enfermo, de echo está en un momento feliz, aunque de primeras no lo parezca.

Los Galgos Afganos tienen el pelo largo, muy largo, y tienen a investigar todo lo que pase por su morro o por sus pies, y a beber del suelo aunque tengan un bebedero con agua fresca y nueva a su altura, así que por esa razón y porque su pelo es muy fino, lo normal es que os encontréis con un galgo afgano que lleve un nood, también conocido como gorro o pucho en mi casa. No le pasa nada, no está enferma, no le duele la garganta ni tampoco es una moda ni se lo pongo porque me gusta que lleve gorro, tenga miedo que pase frío o sea gilipollas, sí, me han dicho todo esto, millones de veces, incluido lo último. La gente es así de osada.

Si salgo a pasear y mete las orejas en el suelo del césped es probable que cuando llegue a casa tenga que lavárselas y da mucho trabajo que os voy a contar, porque seguro que las mete en un charco de pis o en una hez, es así de fina ella, además tras ver a dos perros no tendrá ni un pelo en el cuello y a mi me gusta que mi perrita tenga pelo en el cuello. Otros se lo pelan, yo lo cuido.

El traje que lleva es porque, como os comentaba, tiene mucho pelo, muy largo, lanoso y sedoso, es una gamuza, si pasa por algún sitio, aunque solo haya una mísera rama, esa rama acabará en su pelo, en mi casa y en un feo nudo.

Normalmente para salir de paseo solo le pongo el gorro de lana con agujeros pero cuando vamos a caminar por sendas y montes tengo que llevarla protegida, o eso o no la llevo y me gusta llevarla. De igual forma y porque vivo en un piso cuando diluvia le pongo un traje de aguas, igual que este de la derecha pero repelente al agua, es la única forma de no tener que estar luego dos horas secando y cepillando.

Mi pequeña Taifa´s Tazi

Cuando era pequeña tenía una vecina en frente de mi edificio que tenía un Galgo Afgano. Era crema, enorme y con muchísimo pelo. Según lo que hemos leído ya no era como Tazi sino de la otra parte de la “familia”. Era un perro majestuoso, maravilloso, cada vez que pasaba por mi lado me daba un vuelco el corazón, cada vez que ese porrazo enorme con esa melena y sin correa (oh cielos!) me miraba, se paraba el mundo, parecía que todo iba a cámara lenta, parecía que no existía nada que no fuese él y yo.

A partir de ver ese perro comencé a interesarme por la raza y decidí que cuando pudiera tendría un Galgo Afgano y que se llamaría como ellos los llamaban, Tazi. En mi casa no me dejaban tener perro, ya teníamos un teckel así que la frase “cuando dejes de vivir bajo mi techo” me persiguió durante más de 12 años. Llegado el momento dejé de vivir bajo su techo pero calló en mis manos Curro Jiménez, cosas de la vida que os contaré en su estándar, así que tuve que seguir esperando.

Antes que curro llegó Miki, mi gato, que ya hace tres años que se murió y que casi cada día echo de menos y al poco de llegar Curro decidí que ya había esperado lo suficiente y volví a reunir el rastro de mi futuro Galgo Afgano.

Hacía unos años había ido tejiendo una fina red hasta dar con un criador que tenía justo lo que yo quería. Unos Galgos Afganos con historia y con capa azul o gris, la que yo quería. Ese hombre se llamaba Norman Huidobro Corvett y era uno de los más famosos y queridos criadores de Galgos Afganos de España.

Vivía en Madrid y tuve la oportunidad y suerte de ir a verle a su casa, la cual me abrió sin conocerme más que de un par de llamadas telefónicas, como si me conociera de toda la vida, era un hombre muy singular pero de una ternura tremenda, nunca se me olvidará el chileno porque era una persona maravillosa que me acogió entre sus perros con muchísimo cariño.

Seguimos manteniendo el contacto aunque en aquel momento yo no podía comprarme un Afgano y él no tenía crías para venderme, su afijo era Huidobro’s, sus perros… en fin, solo tenéis que indagar un poco.

Años después le perdí un poco la pista y cuando di con él estaba ya jubilado, mayor y cansado, o así lo note yo, en Chile. Se había vuelto y no se había podido llevar a sus perros, creo que alguno se llevó pero no a todos.

Me derivó a una persona que él consideraba de su confianza y que se había quedado con ejemplares suyos y tenía un afijo, Jose Vicente, Taifa’s.

Le llamé, le escribí y fui a verle, obviamente me resultó más sencillo que me abriese la puerta de su casa diciendo de parte de quien iba y contando que me había dado Norman su móvil. En ese momento estaba mejorando su afijo con sus propios perros. para los que no lo sepan los perros pueden tener descendencia aunque sean hermanos hasta una segunda generación y algunos criadores lo hacen para afianzar las condiciones que creen que pueden ser muy valoradas en sus perros cuando son de competición; en ese momento Jose estaba cruzando a un macho crema que tenía que había vendido a EEUU, donde tiene la mayoría de sus ventas, con su hermana, la que se quedó él.

Él se quedó con dos hembras y el macho, como os comento, lo vendió a USA, de esas dos hembras una es de capa negra con máscara crema (crema es la cara) y la otra es dominó. Yo quería un cachorro de ésta última, llamada comúnmente Copy.

Copy tardaba muchísimo en quedarse embarazada y cruzo a la hermana que se quedó muy pronto, de los cachorros que tuvo salieron dos dominó clavados a su tía, un macho enorme y preciso y una hembra, yo me quedé con la hembra. (Hubo más cachorros, claro, de echo hace unos años conocí a una hermana de Tazi que vive en Coruña)

La llamé, por supuesto, Tazi y decidí que no quería un nombre gigante como “bruma de la cuesta de una ola” para el afijo, solo Tazi, así que es Taifa’s Tazi.

Fue en Julio de 2009 cuando recogí en un chalet a las afueras de Madrid a mi sueño de perro, un cachorro feo por aquel entonces de Galgo Afgano, no sabía, bueno sí, la que se me venía encima.

luciytazimontaje

Ya sabéis por lo que puse antes que el galgo afgano solo tiene un dueño, eso es así y no es de otra manera, es igual que tener un gato, independiente, interesado, a veces lo asesinarías y otras te lo comerías a besos, si se dejase. Es graciosa y divertida pero también muy tozuda hasta el punto que a veces parece estúpida pero nada más lejos de la verdad.

Yo soy su mama, su única dueña y me quiere y respeta, respeto, ni miedo ni soy su superior, es un gato…

No es un perro para cualquiera, tardo exactamente 3 horas es lavarla, cepillarla y secarla, ojo, contando que tengo una mesa de exposición y un expulsor de aire, sino sería inviable. Además le cepillo el pelo todos los días y como no la baño todas las semanas sino una vez al mes o más, cada cierto tiempo la hidrato con un gel especial en seco.

No es una raza fácil, enseñarla y que te haga caso es complicado y duro, muy duro, me costó mucho enseñar a Miki (mi gato) y enseñar a Tazi fue una aventura igual o más difícil, a veces aun me toma la delantera y me la lía.

Cuando voy por la calle y la gente me para y dice “mira que pasada, que perro más guapo yo quiero uno” lo que pienso es… buff, no te dura a ti el querer ni dos días. Y es que cuando digo que no es un perro para cualquier es que no lo es.

Ella sabe cuando estás de buen humor, sabe exactamente cuándo la va a liar, cuando te vas a enfadar más o menos, tiene sus manías y un carácter especial, es como un gato en casi todos los aspectos. Es delicada pero a la vez muy robusta y es muy muy cariñosa, cuando ella quiere. A veces, cuando se tumba sobre mi por las noches viendo la tele me encantaría comérmela a besos, pero no se deja, ella solo ésta ahí, pero si te pasas con las caricias se pira.

Le encanta que le de el viento del norte en la cara, donde más viento y frío sople ahí se sentará ella, no le gusta el calor ni que la agobien, no le gusta recibir ordenes ni que la obliguen a comer y su comida preferida es el queso y el pescado crudo.

Es una ladrona con experiencia, cuando era cachorra y Jose la ponía a ella y sus hermanos en la forma del estándar para sacarle fotos ella siempre que cogía a uno de sus hermanos aprovechaba para robarle los premios del bolsillo del pantalón y como dejes la cocina abierta te quedarás sin aquello que estabas descongelando. Me tiene robada la cena infinitas veces, lo que más le gusta es el pescado crudo.

Cuando era cachorra dejé sobre la encimara una lasaña enfriando y me fui a hacer un recado, al volver mi lasaña estaba en el suelo, bueno, los trozos de la fuente, la lasaña había volado en el estómago de Tazi y en el de Curro. A partir de ahí su predilección por el queso se convirtió en una obsesión. No puedo dejar NADA que tenga olor a queso porque acabará en el suelo o en su estómago, algo delicado además.

Tazi no sabe jugar, aprendió hace dos meses a coger la pelota y tirarla posteriormente al suelo, y sólo porque nació babyLucía y se sintió un poco celosa. No es celosa pero si que quiere a su mama, cuando la quiere, sólo para ella. Pero es un perro tan listo que vio que si aprendía a jugar, como Curro, le hacía más caso, así que aprendió, también aprendió que si le pedía mínimos a Lucía en vez de a mí al final tenía la atención y los mimos de todos en casa y que si se tumba con Lucía en el suelo ella la acaricia.

A Tazi NO le gusta que la acaricien, no le gusta que le den besos y no le gusta que la abracen, se deja, poco y mal. Lo que le gusta, como a cualquier gato, es que le toquen cuando ella quiere allá donde ella quiere 😉

Eso sí, como cualquier gato, cuando quiere ser cariñosa es lo más cariñoso que hay. Así es ahora con babyLucía, como ve que ella la quiere acariciar pero aun no tiene claro como hacerlo, se tumba a su lado y le acerca la cabeza. Es cierto que a veces es solo por estar ahí y otras sólo para que le quite el pucho pero ¡eh, por algo se empieza!

luciytazi1

Cada día hacen mejores migas, ya noté con mi sobrina salomé que Tazi tiene para los niños paciencia infinita, no como Curro que en seguida se pone nervioso si Luci llora y nadie pone remedio y que además no deja de lamerla, Tazi pasa olímpicamente de sus lloros, está a su lado cuando juega pero le deja su espacio, pero siempre está cerca. Salomé, que me voy por peteneras, la lleva de la correa y flipas, por el medio de Gijón y por donde sea, le das la correa a una niña de 7 años (ahora 9) y Tazi se transforma en un perro dócil que va a su lado sin tirar de la correa y esperándola.Cualquiera diría “bueno como debe ser” si, pero es que Tazi es un Galgo Afgano y además tiene mucha energía, cuando se cruza con un perro se vuelve loca por ir a saludar, lo que hace que siempre, siempre, quieran pegarle un bocado a ver si la relajan y sin embargo cuando sale con Salo, nada, como una malva, parece otro perro.

Esta misma transformación la he notado con babyLucía, al estar en Gijón salimos los tres a pasear, Curro en un lado, Tazi en otro y Luci en su carrito en el medio, Tazi camina con el carrito mejor que sola, mucho más relajada.

Por si os lo preguntáis, sí, requiere mucho ejercicio pero no, no puedo hacer ejercicio con ella. Es un caso especial, le gusta hacer deporte pero sola y corriendo poco, no le gustan los patines, ni el patinete, ni la bici ni salir a correr, no le gustan los paseos largos siempre quiere salir de casa pero a mitad de camino le entra sed (siempre tiene mucha sed) y quiere volverse a casa así que los paseos son un poco una mierda porque no puedo hacer nada demasiado elaborado. Cuando está mas repu la llevo a la playa a que estire, playa totalmente controlable porque, aunque ella es muy buena es un galgo afgano, si sueltas de la correa a un galgo afgano es probable que tengas que sentarte a esperar a ver si le da por volver. Conozco gente que le dio por soltarlos porque “nunca se alejan” y se pasaron 5 horas sentados en un banco hasta que al perrito en cuestión le dio por volver y es que un galgo afgano tiene una vista de lince, para cazar, y miran al horizonte y más allá así que si los sueltas echan a correr y solo paran cuando oscurece o están cansados.

Así que yo solo suelto a Tazi allí donde está totalmente controlada, no se me ocurriría soltarla en San Lorenzo, aparte de que me la matarían fijo a mordiscos porque tiraría por una rampa y saldría a en medio de la carretera, al infinito y más allá.

Pero cuando la suelto en la playa da dos carreras y busca agua, una carrera y a beber otra vez, siempre a dos metros de ti, controlando, donde ella te vea pero sin acercarse. Con curro caminamos por la playa, de un lado a otro, con pelota y sin ella, Tazi nos observa desde la distancia, no es un perro de manada y no es un perro “habitual” tienes que amar a la raza para entenderla y comprenderla y tiene que gustarte lo que ella es porque no podrás cambiarla.

Ya ponía arriba del todo que la gente dejó de quererlos porque no era un perro para todo el mundo, tiene un carácter especial y además requiere muchos cuidados pero es un perro sorprendente, tiene 7 años y sigue sorprendiéndome cada día, la adoro es, mi Galgo Afgano.

luciytazi

cachorroafgano

No sé si volveré a tener un Galgo Afgano nunca más, me gusta mucho viajar y con un perro tan grande es complicado pero reconozco que el día que ella me falte quedará un pequeño vacío en mi interior porque ella es tremendamente especial para mi, fue mi sueño desde niña y no me decepcionó ni un poquito sino todo lo contrario.

Espero que este post os haya ayudado un poco a conocer a mi pequeña princesa y a ver una raza que, si bien es rara ver por la calle, merece la pena conocer, además espero que os quitara esa manía de decir que lleva traje o que está enferma porque lleva bufanda 😉

Si os ha gustado, comentar, estaré encantada de recibir vuestros comentarios, si tenéis dudas y preguntas de la raza hacérmelas, esto es solo un esbozo, puedo ahondar muchísimo más. El próximo post en “Animales” os presentaré a Curro Jimenez, alias Patroclo, alias Marrón, alias cabeza plana, alias currito.

Compartir mi post y mi página me encantaría y sabéis que siempre podéis encontrar más fotos en mi IG, en este caso con el hastag #taifastazi o #luciytazi

19 comentarios en «Pon un Galgo Afgano en tu vida, será como poner un gato.»

  1. Buenas. Muy interesante todo lo descrito. Este fin de semana nos traen un galgo afgano q tanto nos gusta. Podrías recomendaron un pienso bueno para su salud y su pelo? Muchas gracias

    1. Claro Ángel, yo a Tazi le doy Orijen, lleva usándolo muchos años y eso combinado con la gama de productos KW en su version de aloe le va super bien, tienes tambien un post sobre los productos que uso, si metes “mascotas” en el buscador te saldrán todos!

  2. Un perro, un Gato, un Angel, un Alien .. ponle el nombre que quieras, pero es que no se puede esperar nada menos de ellos. Ya que con la información Genética en su ADN de 4000 anos AC. Pues bueno. Ya lo del Rey de los perros, vimos el por que. Su independencia les hace únicos, su capacidad de mirarte a los ojos sin quitarte la mirada, sus inteligencia que saben ocultar, en fin. Después de mi Galgo Afgano Beto en mi vida, ya no me veo sin uno de ellos siempre. que pena que cazar para comer no se lo nuestro en estos tempos modernos y cazar por deporte nunca lo haría. Pero se que hubiese sido una gran experiencia hacerlo con el. Exelente tu articulo. Felicidades

    1. muchas gracias Hector! la verdad es que son super especiales, a veces la materia pero en general son tan especiales que merecen como poco que los tengamos en cuenta y les demos todo el amor del mundo.

  3. hola, estoy ampliando la familia, estoy buscando una galgo afgana, me puedes dar alguna informacion, te agradezco mucho de antemano, soy Tito, de Barcelona 634823702, gracias

    1. Hola Tito, no te sabría decir porque estoy un poco desconectada del mundo pero entra en Facebook en el grupo galgo afgano y preguntarles, allí estan todos o casi, los criadores que ahora mismo son potentes.

  4. Gracias! Me ha ayudado mucho tu artículo, porque con la misma información que tu das me he hecho con un galguito de siete meses y aunque sé de su carácter me cuesta entender que pase el día dormitando porque es un cachorro, y siempre pienso si le pasa algo o está enfermo y no lo sé ver… Lo que si que es es buenísimo, no es cariñoso pero se deja tocar, abrazar…. El trabajo que da no me importa tanto como llegar a entenderlo. Si tienes algún consejillo para pasar esta infancia especial,
    Te lo agradeceré un montón!

    1. nada Elisa, disfruta de él todo lo que puedas, ten mano dura pero se paciente y no desesperes. ojo con los gritos, no los llevan nada bien, se aceleran mas. y cuando su pelo crezca hazte con un traje de aguas y otro de campo para poder y al monte o a pasear fuera de la ciudad sin volver llena de monte, su pelo es como una mopa, todo vuelve al hogar con ellos.

  5. ¡Qué hermosa! Sin duda cada palabra me recordó a la actitud y características de mi afgano, parece que leía algo que lo describiera exclusivamente a él. Incluso nuestras historias se parecen, veía inalcanzable la idea de tener uno, desde niña lo desee y cuando menos lo esperé se presentó la oportunidad. Amo con locura a mi perro y todas esas características que lo hacen diferente de otras razas, son tan únicos. Me he vuelto fan innegable de la raza. Por ahora tengo 2 y si, es todo un lio su estética, pero por los momentos que me brindan, doy todo.

    1. Ay Diana! Me alegra mucho que te haya gustado! Mi pequeña tiene ya 10 añazos pero sigue igual de neurótica a la par que cariñosa, disfruta de ellos que duran menos de lo que nos gustaría.

  6. Los galgos afganos, con su pelito tan largo y ondeando al viento, siempre me han parecido animales extremadamente elegantes y una de las más bellas razas de perros.

  7. Hola !!! Tengo un galgo afgano de 4 meses, se llama pedrito puedes seguirlo y verlo en insta pedrito_el_afganito

    Me encantaría que habláramos sobre ellos y me expliques algunos comportamientos que tiene pedrito a veces!!! Pedrito es muy muuuuy amoroso y juicioso excepto en un caso!!! Si puedes ayudarme sería genial!!!! Búscame en Instagram

  8. Hola!! Me llamo Paula y tengo que decir que el galgo afgano ha sido siempre la raza de mis sueños. Siempre he tenido gato en casa y tus comentarios acerca de la raza me han dejado clarisimo su caracter.
    Quería saber si es posible que un galgo afgano haga vida en un piso.

    Un saludo!!

    1. Si si, siempre y cuando lo saques a caminar y correr bastante. A ver, en casa son vagos, como gatos, todo el día tirados dormitando por ahí, pero necesitan ejercicio, aun así por mi experiencia te diré que no son perros que tengan una actividad alta como los terrier. Por otro lado yo viví en piso siempre, los sacaba dos veces al día y los fines de semana aprovechábamos para ir a una playa bien acotada, a la casa del pueblo bien vallada o a correr o en bici para que estirase bien y ella está estupenda de peso y de todo. Además, aun siendo una raza grande son muy delicados, los galgos en general, no son ese tipo de perro que cuando se sube lo tira todo, da rabazos a las cosas de la mesa de centro… piensa en tu gato y quita la caja de arena por salir a la calle y también el “hacer uñas” por correr a menudo y tendrás a tu perro.

      Eso si, no te voy a negar que no es una raza fácil, requiere muchísimo trabajo de cuidados diarios de pelo si quieres tenerlo como debe estar, cepillado diario o mínimo semanal y baño cada 15 días/un mes y cada vez que salgas al monte o la playa ponle traje porque sino te auguro varias horas de quitar de todo en su pelo lacio que parece un velcro además necesitarás un gorro de lana o símil para comer y que no meta las orejas dentro del agua, primordial, en serio. Tu si te animas coméntame y te doy más datos o te paso referencias, lo que necesites. Y muchas gracias por tu comentario!

  9. Me ha resultado fascinante la manera en como has descrito todo lo relacionado con la raza. Te aseguro que me ha emocionado. Yo también tengo un afgano, se llama Vincent y tiene 3 añitos. Coincido contigo en muchas cosas. Siempre le digo a la gente que me para por la calle, que es una raza muy particular y que no se ven a menudo precisamente por eso. El mío lo cogí sin saber muy bien dónde me metía. Había visto por mi ciudad uno de color dominó que me enamoró, y al mes de verlo, ya tenia al mío. Vincent no es de color dominó, es crema con máscara negra, pero estoy enamorada de él igualmente. Es el rey de la casa y espero que tarde muuuuchooo en irse.
    Por otra parte, me ha gustado mucho tu relato con relación a Lucía, quiero pensar que Vincent se comportará de manera parecida si algún día soy mamá. Adoro su carácter de gato, y no espero que cambie si hay aumento de la familia.
    Sólo me queda darte las gracias por compartir tu experiencia.
    Un abrazo.

    1. Muchas gracias Eva! La verdad es que son tan particulares… siempre que veo una foto de uno o sale en un anuncio o en algun feed de Facebook decimos “que galgos son” porque tienen un carácter de lo más parecido unos a otros. Esta mía tiene ya unos añitos y se vuelve más y más especial con la edad pero es cierto que emociona verla con su carácter tan particular. Ahora está en plan llorica porque nos hemos mudado de casa y creo que le va a tardar en pasar pero en fin, ¡no le quedará otra que acostumbrarse!
      Muchas gracias Eva por tus palabras y tu historia, estas cosas siempre me ponen de super buen humor. Recuerda cepillar, cepillar y cepillar 😉

  10. Hola! Me llamo Aitana, tengo 20 años y ahora mismos te escribo tirada en el suelo, en frente del sofá, sofá ocupado por entero por mi “malinon”a, Mía. Mía es un galgo Afgano de 12 años, me la regalaron cuando cumplí 8, y desde entonces ha sido mi fiel compañera. Son las 6 de la mañana y me ha despertado ha grita pelado, le duele mucho el cuello, posiblemente de una mala postura, porque no sé Tazi, pero mi “malinona” realiza las más complicadas posturas mientras duerme, importándole bien poco quien esté al otro lado de la cama/sofá.
    Ahora está malita, tiene tiroides y estamos a la espera de hacerle una placa. Así que aquí estoy, escribiéndote con la mano derecha, mientras la sostengo con la izquierda (si paro, me da con la pata o me la pone encima del móvil) que entre página y página de cómo aliviar el dolor de cuello a tu galgo afgano me he encontrado con tu post, y ese “será como tener un gato” me ha hecho sonreír (que gran verdad), gracias por compartir tu experiencia, de pronto me he visto en ti, y es que pese al trabajo que dan, no veas cómo se les quiere. Tanto como para llevar 1 hora aquí sentada, en el frío suelo, solo mirándola para que no esté sola.
    Mía también es especial, al igual que Taffy tampoco es nada cariñosa, pero no puede ser más buena. Es blanca completamente, ahora mismo ha perdido mucho pelo (ya te dije que está malita), pero sigue siendo suave y sedoso. Tiene en su nariz una especie de mancha marrón, causada por su afán de hacer travesuras (de ahí el malinona, de malina), robo de una sartén un zanco de pollo y se quemó, con el consiguiente drama posterior, porque no se la tuya, pero la mía es una aunténtica dramas (en cuanto le duele algo, o le pasa algo, te lo hace saber, porque como si de Camarón de la isla se tratara, empieza con sus agudos cantares).
    Al contrario que Taffy, no es NADA sociable con el resto de perros, y tampoco lo es con los humanos, le tiene un miedo atroz a los hombres y más si son de color. El fútbol la pone nerviosa y también que mastiques chicle a su lado.
    Al igual que tu princesa a Mía le apasiona el queso, pero también el chocolate y en anís, si, has leído bien, postre que lleve anís, postre que se desvive por intentar robártelo (por las rosquillas es capaz de saltar lo que no está escrito).
    Le gusta cantar, bueno, técnicamente es aullar pero es decirle “canta Mía” y se anima a lanzarte algún que otro agudo, cosa que no puede resistir cuando escucha ópera o una flauta. Y así es, ese podría ser un pequeño resumen de mi precioso bicho raro, al que odio, quiero y vuelvo a querer. Espero que sigas disfrutando mucho de tu princesa, yo, incluso ahora que no está en su mejor momento sigo sorprendiéndome día tras día.

    1. Hola Aitana! Muchas gracias por tu comentario si es que estos afganos nuestros tienen un no sé que!
      Fíjate que Tazi padece de tiroides de que nació, la medico de continuo con Dexnon desde que era bien pequeña pero está bien. Animo con Mía espero que mejore, 12 años son muchos, es tu compañera de vida así que te deseo que lo sea mucho tiempo más. ¡Un beso enorme Aitana!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.