Saltar al contenido

Tu casa en Marrakech: Riad Libitibito

Riad Libitibito

tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles

Hoy os presento un riad para sentir tu casa en Marrakech, el riad Libitibito, el primer hotel boutique, o riad, como ellos lo llaman, en el que estuve en mi viaje a Marruecos, del que podéis leer los post completos, el primero de ellos se refiere a Marrakech concretamente y el segundo al desierto de Merzouga donde estuve un par de días. Además podéis comparar este riad con el otro en el que me alojé, el Riad Flam, ya os digo que nada tienen que ver uno con el otro.

El Riad Libitibito está pegado al zoco de artesanos y a un par de minutos de la plaza Jmaa el Fna, en un recoveco de calles de la medina de Marrakech, el hotel, que no es muy caro y que ofrece desayuno incluido, cuenta con servicio para llevarte al hotel desde el aeropuerto, cuesta unos 15€ (no por persona sino en total) y yo creo que merece la pena porque aunque puedes ir tu buscándote la vida es complicado llegar al hotel, de esta forma el dueño sale a buscarte a una plaza cercana y te va guiando mientras te enseña pistas para que, a partir de entonces, puedas llegar tu solo.

Éste riad fue el que nos reservó el hamman para maridin y para mi para el día antes de partir hacia el desierto, son muy amables y e incluso nos llevaron hasta el sitio para que no nos perdiésemos.

tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles
tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles

Cuando llegamos, que era casi de noche, nos llevamos una impresión tremenda ya que el riad está en una zona algo apartada y las casas están unidas por las alturas así que vas pasado como por subterráneos, además sólo tienen una tenue lucecilla sobre la puerta con lo que imaginaros la impresión tras habernos ido diciendo “os fijáis en cruzar estos olivos” “tenéis que girar siempre a la derecha en las callejuelas! ¡fue tremendo!

Este riad cuenta con 5 habitaciones completas y piscina abajo en el patio, además tiene solarium y puedes desayunar donde quieras (recordar lo que os dije de las abejas, desayunar a cubierto)

tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles
tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles

La zona común que está tapada tiene chimenea y una enorme televisión además de algunos libros y revistas por si quieres pasar el rato en sus cómodos sofás viendo pasar la tarde.

Todas las escaleras tienen cenefas de mosaico hidráulico y los pasillos de la primera planta son así de bonitos, los detalles como las cortinas y las contraventanas de madera están super cuidados y dan un aire muy Marroquí a las estancias. La verdad es que el sitio era precioso ¡no me extraña que booking le tenga puesto un 8.8!

tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles
tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles

La terraza-solarium no tiene piscina o jacuzi pero tiene unas tumbonas para tomar el sol y tienes unas pérgolas debajo de las cuales puedes relajarte e incluso desayunar o comer si no tienes pánico a las abejas pesadas como yo.

Como en todos los riad las zonas comunes son bastante pequeñitas así que imagino que en temporada tendrás que llegar pronto para poder tumbarte al sol.

tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles
tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles

Nuestra habitación era la más grande del riad, la quisimos porque la semana que nosotros estuvimos allí, para los 4 primeros días daban bastante frío y sabíamos que en Marrakech por la noche refresca muchísimo así que elegimos la habitación con chimenea. Fue un verdadero acierto.

La habitación tenía una pequeña zona tras la chimenea donde poder sentarte a tomar algo con un tragaluz preciso que te iluminaba todo el día. La cama era muy amplia y cómoda.

tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles
tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles

Si tengo que poner una pega, que ya sabéis que yo siempre pongo alguna, pueden ser dos cosas únicamente, la primera de ellas que llevéis vuestros enseres de baño porque los que allí tienen… bueno, mejor llevar todo lo que necesitéis, en eso no trabajan muy bien. Y la segunda que la iluminación era muy escasa, ya se ve en algunas fotos que están algo “ruidosas” o difuminadas.

La puerta que daba al baño y que veis en la foto anterior era una auténtica viguería, le habría sacado 20 fotos si no hubiera tenido problemas con la luz, una pasada. El baño también era espectacular, realizado todo con mucho mimo y pintado en estuco veneciano, como toda la habitación confería una imagen de las mil y una noches, una pasada.

tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles
tu-casa-en-marrakech-riad-libitibito, mar vidal, marrakech, Marruecos, la casa de mar, Deco, interiores, arquitectura, arte, interiorismo, persistencia o cambio, riad, hoteles

Y que os voy a decir de la chimenea… nos la encendieron todas las noches y nos dejaban suficientes troncos como para que aguantase hasta el amanecer, tienen aire acondicionado y bomba de calor pero en fin… eso no va demasiado bien y la habitación, que era muy grande, se quedaría fría si no llega a ser por la chimenea.

Avisando con 24 horas de antelación te hacen la cena o la comida en el riad, nosotros les pedimos la cena del ultimo día porque teníamos que madrugar muchísimo al día siguiente, de hecho tuvimos que pedirles que nos hicieran el desayuno para las 06:30 porque nos venían a buscar muy temprano. La comida estaba riquísima, ya sabéis que soy de buen comer pero es que de verdad que en Marruecos no he comido mal o normal ni un sólo día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *